milenio digital
13 de febrero de 2017 / 09:35 a.m.

MÉXICO.- Ante la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) planteada por el gobierno de Estados Unidos, industriales de la carne anticipan un entorno comercial adverso con ese país, expresó Rogelio Pérez Sánchez, director de MexicanBeef.

“Hace 20 años nuestro sector tenía una posición en la que pedíamos estar excluidos del TLC; no obstante, fuimos incluidos y somos un sector ganador, pues al cierre del año pasado las exportaciones fueron por mil 140 millones de dólares.”

En entrevista para Milenio, el directivo resaltó que la industria de la carne de bovino de México se coloca como el sexto productor mundial, el noveno exportador y el décimo importador.

“Ser el número seis parece un lugar lejano, pero si comparas el número de países en el mundo, estamos en un lugar muy competitivo”, indicó.

Recordó que en el recién celebrado Consejo Nacional Agropecuario, el presidente Enrique Peña Nieto dio el mensaje de unidad, de buscar mercados y eso es algo en lo que se ha especializado MexicanBeef.

“Llegamos a 15 países, si bien es cierto que exportamos la mayor parte a EU, también lo hacemos a Japón, Hong Kong, Canadá, Chile, República del Congo; llegamos a cuatro de cinco continentes”, destacó Pérez Sánchez.

Después del relanzamiento de la marca Hecho en México, el representante de MexicanBeef destacó que “nuestras empresas tienen marcas que trabajan con las principales tiendas de autoservicio, entre ellas Gupo Gusi, Cárnica Papaloapan y Grupo Arias.

“La carne mexicana compite en calidad con las mejores del mundo, y venimos diversificando nuestro mercado” señaló el directivo de MexicanBeef.

Al preguntarle sobre el efecto que ha tenido la apreciación del tipo de cambio, el directivo dijo que ha beneficiado al sector, al hacerlo más competitivo para elevar las exportaciones; “en 2015 aumentaron 14 por ciento, al enviar 170 mil toneladas; al cierre de 2016 fueron 194 mil toneladas, es un sector que creció 14.3 por ciento”.

Respecto a los aumento de precios en los combustibles, el directivo comentó: “Sí nos afecta, por el tema del transporte, pues los insumos se mueven por carretera, pero ese impacto es muy difícil reflejarlo en un precio, ya que este último lo pone el mercado internacional de la carne”.

Pérez Sánchez mencionó que cuando vienen incrementos como el de la gasolina, ajustan más el margen de utilidad y se compensa con el sobreprecio alcanzado cuando se
exporta.

En tanto, el presidente del Consejo Mexicano de la Carne (Comecarne), Arturo Pardo Arroyo, resaltó que ante una posible renegociación del TLC, siempre existirán oportunidades para el sector, aunque “creemos que el modelo actual es el más adecuado, ya que nos ha llevado a profundizar las cadenas productivas entre los tres países”.

Coincidió en que el tipo de cambio es un factor fundamental en el comercio de productos cárnicos; “la apreciación del dólar frente al peso nos afecta al momento de importar, aunque vuelve más competitivas nuestras exportaciones”.

Durante el proceso productivo, el empresario añadió, se utiliza una gran variedad de insumos, entre los que destacan semillas, granos y aditivos, muchos son de importación, por lo que la variación del tipo de cambio ha impactado dichos mercados.

Señaló que la competitividad se ha vuelto parte fundamental para crecer y de esa forma posicionar a México como una potencia agroalimentaria.

Como medidas preventivas ante el panorama, el presidente de Comecarne destacó que “la diversificación de mercados es vital para colocar los productos nacionales; un ejemplo es la certificación Halal, para llegar al mercado musulmán”.

Temor en EU

De acuerdo con agencias internacionales, productores de carne de Estados Unidos señalaron que su sector sufrirá daños representativos si el presidente Donad Trump retira a su país del TLC.

El director de comercio internacional, Kent Bacus, refirió que el consumo de carne en Estados Unidos no aumentaría de la noche a la mañana si se cierran los mercados de México y Canadá, además de que terminar con el TLC los dejaría sin capacidad para encontrar otros mercados de exportación.

En enero la presidenta de la Asociación Nacional de Ganado Bovino, Tracy Brunner, indicó que los productores ya están perdiendo 400 mil dólares diarios por el fracaso del Acuerdo de Asociación Transpacífico y que la salida del TLC provocaría estragos aún más serios en esa industria.

Alertó que una guerra comercial con Canadá, México y Asia solo provocará que la carne de res de Estados Unidos se encareciera en esos mercados, lo que pondrá a los productores estadunidenses en una abrupta desventaja competitiva.