MULTIMEDIOS DIGITAL
6 de enero de 2017 / 10:55 a.m.

MONTERREY.- La Secretaría de Economía aseguró que el precio de los productos de la canasta básica no debe incrementar de manera proporcional que las gasolinas.

A través de un comunicado explicó que las variaciones en el precio de los combustibles, suban o bajen, no tienen un impacto directo en el costo de los productos que los integran como insumo.

“Un incremento de 16.5 por ciento en el diésel, no implica un aumento igual o mayor en el costo de un kilo de tortillas o huevo o un litro de leche”.

Sobre estos productos la dependencia federal expuso ejemplos.


- La producción de un kilo de tortilla, el efecto del incremento en el precio del diésel es de no más de 5 centavos por kilo. Además, considerando que actualmente el precio del maíz en pesos es 20% más bajo que en diciembre de 2011, no hay evidencia que justifique un aumento desproporcionado el precio de la tortilla".


- En el caso de un litro de leche, el incremento del precio del diésel implicaría un costo adicional de aproximadamente 8 centavos respecto al precio del mismo. Cabe señalar que, a pesar de que el precio internacional de referencia de la leche cayó 7.2% de enero de 2014 (máximo nivel) a noviembre de 2016, su precio en México subió 8.2%, en el mismo periodo. Por lo que un aumento no sería justificable.

- El huevo, considerando que un tráiler transporta 1000 cajas y que cada una pesa 22 kilos, su carga sería de 22,000 kilogramos. Agregando el costo de su traslado, de Jalisco a la Ciudad de México (460 km), el aumento del costo del diésel impactaría en 4 centavos por kilo de huevo (lo que significa el 0.2% del precio actual del huevo).

Agregó que la Procuraduría Federal del Consumidor intensificará la verificación y monitoreo en los principales establecimientos del país y aplicará sanciones si alguno aumentó de manera arbitraria los precios.