MILENIO DIGITAL | ignacio alzaga
14 de abril de 2016 / 10:31 a.m.

Altamira.- La Policía Federal afectó las estructuras de mando y operativa de Los Rojos, el violento brazo armado del cártel del Golfo, cuyos miembros fueron identificados como presuntos responsables del secuestro y homicidio del padre y del hermano del cineasta Alejandro Gómez Monteverde, en septiembre de 2015.

Así se desprende de un informe de inteligencia del gobierno federal, el cual indica que uno de los principales objetivos de las autoridades es desarticular al cártel y a su grupo de sicarios, a quienes se les atribuye gran parte de la violencia en Tamaulipas y el norte de Veracruz, junto con Los Zetas.

Se estima que Los Rojos controlan la mayor parte de las ganancias obtenidas por el trasiego de droga y otros delitos perpetrados por el cártel del Golfo.

El documento destaca las capturas del líder de este grupo de gatilleros, Marco Antonio Haro Rodríguez, R-2, o Toñín, y dos de sus lugartenientes, registradas la semana pasada en Altamira.

R-2 operaba principalmente como jefe de plaza en la zona sur de Tamaulipas y norte de Veracruz; fue arrestado junto con Eloy Fernando del Ángel Hernández, R-7,supuesto encargado de ordenar secuestros y extorsiones.

De acuerdo con el gobierno federal, este último participó de manera directa en el plagio y asesinato de Juan Manuel Gómez Fernández y Juan Manuel Gómez Monteverde, padre y hermano del director de cine, ocurrido el 4 de septiembre del año pasado.

También fue aprehendido Omar García Torres, Cabo R-12 (Cabo rojo 12), El Panzón o Ñetas, jefe de seguridad de Marco Antonio Haro Rodríguez.

El martes los tres integrantes de Los Rojos fueron trasladados de las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada de Investigación en Delincuencia Organizada (Seido) en la Ciudad de México al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 14, en Durango.

Enfrentarán proceso ante la justicia federal por los delitos de portación de arma de fuego, privación ilegal de la libertad en la modalidad de secuestro y delincuencia organizada, entre otros cargos.