MILENIO DIGITAL
9 de octubre de 2015 / 11:41 a.m.

Estado de México.- La Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) confirmó la detención de Nayeli García Montaño, señalada como probable responsable de diversas agresiones con arma punzo cortante, cometidas entre el 13 y 17 de septiembre pasado en Chimalhuacán.

A través de un comunicado, la procuraduría informó que la joven de 20 años fue detenida en calles de ese municipio, quien hasta el momento ha sido reconocida plenamente por dos víctimas, quienes señalan haber sido agredidas con armas punzo cortante el pasado 13 de septiembre.

La PGJEM precisa que agentes de Investigación de la Fiscalía Regional de Nezahualcóyotl pusieron a disposición del representante social a la detenida, quien fue trasladada a instalaciones de la Procuraduría mexiquense, en la ciudad de Toluca, para rendir su declaración.

Una de las víctimas indicó ser ex pareja sentimental de la detenida y en su declaración ante el Ministerio Público sostuvo que la lesión que sufrió se dio luego de una discusión entre ambos, la cual tuvo lugar a bordo de una unidad de transporte público que él conduce, misma que estaba estacionada en calles del Barrio Herreros, en la parte baja del municipio de Chimalhuacán.

En el otro caso, la víctima presuntamente conocía a la agresora, ya que ambos dijeron vender dulces en diversas líneas del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

En el comunicado se indica que la detenida aseguró ante el Ministerio Público que llevó a cabo esta agresión bajo los influjos de un solvente que había inhalado horas antes y fue en respuesta a la exigencia económica que le hizo la persona agredida para permitirle comercializar su mercancía en el Metro.

La PGJEM señaló que continúa con las indagatorias para determinar si la mujer presentada ante el Ministerio Público es la responsable de otras agresiones cometidas con arma punzo cortante en calles de Chimalhuacán.

García Montaño dijo que constantemente inhala solventes y que durante los días en los que se registraron las agresiones, diariamente realizó esa actividad.

En uno de los casos, registrado el 15 de septiembre pasado, una mujer de 30 años murió a consecuencia de las lesiones producidas por un arma punzo cortante cuando se trasladaba a bordo de un autobús de pasajeros que circulaba por el barrio Curtidores.

La Procuraduría mexiquense también investiga si la detenida está relacionada con el homicidio de una menor de 16 años, el 17 de septiembre pasado, en calles del mismo barrio.

La asegurada enfrenta tres acusaciones por los delitos de lesiones, homicidio en grado de tentativa y homicidio.