28 de enero de 2014 / 11:25 p.m.

Tijuana- Agentes municipales aseguraron a siete presuntos culpables de privación ilegal de la libertad que tenían en su poder armas de fuego y drogas, y liberaron a una persona que tenían amenazada de muerte.

La Secretaría de Seguridad Pública Municipal dio a conocer que una infracción al Reglamento de Tránsito permitió a los policías capturar a los sujetos, que llevaban un fusil de asalto "cuerno de chivo", 10 teléfonos celulares, 59 cartuchos y tres dosis de "cristal".

Precisó que se trata del supuesto cabecilla Carlos Rubén Noriega Antúnez, así como Óscar Manuel Sánchez Sepúlveda, Juan Carlos Téllez Espino, José Antonio Flores Cardoso, Pedro Robles Padilla, Miriam Portillas Salas y Liliana Cristina Berumen Medrano.

Agregó que además, los oficiales rescataron a un hombre, a quien cuatro de estos individuos le robaron una computadora portátil y amenazaban de muerte.

La presunta víctima de privación ilegal de la libertad manifestó a los oficiales que horas antes Liliana Cristina Berumen le habló por teléfono para invitarlo a su domicilio.

Al llegar al lugar Óscar Manuel Sánchez Sepúlveda lo encañonó con un "cuerno de chivo", le quitó la computadora y dinero; posteriormente, lo subieron a una camioneta Toyota Tacoma, al parecer con la intención de reunirse con el jefe del grupo.

 

Sin embargo, debido a la alta velocidad con que conducían, fueron interceptados por la Policía Municipal del distrito Sánchez Taboada por el bulevar Cuauhtémoc, cerca del puente peatonal de la colonia Aguaje de la Tuna.

Sánchez Sepúlveda propuso a los agentes llevarlos a la casa de Liliana Cristina, entregarles el arma y mil dólares, a cambio de la libertad de él y de sus socios. En el lugar fueron asegurados la mujer, su amiga Miriam y Pedro Robles Padilla.

Luego guiaron a los policías hasta una vivienda de Pórticos de San Antonio, donde fue aprehendido Carlos Rubén Noriega Antúnez; los detenidos se ostentaron como autores de recientes delitos graves al parecer planeados por este último, y son investigados.

NOTIMEX