NOTIMEX
30 de abril de 2016 / 12:27 p.m.

México.- El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa, confirmó que terminaron los estudios en materia genética de los restos humanos encontrados en el Rancho el Limón, donde se halló un resto óseo que corresponde a Bernardo Benítez y dos rastros de sangre de José Alfredo González Díaz, dos de los cinco jóvenes desaparecidos en Tierra Blanca, Veracruz el pasado 11 de enero.

Al concluir un encuentro en la Comisión Nacional de Seguridad con los padres de familia de los jóvenes desaparecidos, Campa informó que fueron capturados otros tres integrantes del cártel de Jalisco Nueva Generación, entre ellos al líder de la célula, por lo que suman 16 detenidos —ocho policías estatales y ocho civiles— que ya están sujetos a proceso y con lo que se desarticuló la célula que operaba en la zona.

"Prácticamente terminó la tarea de investigación genética de las víctimas. La policía científica nos informó que concluyó la tarea en el laboratorio. Faltan unas pruebas últimas y hasta el momento se han dado estas dos identidades, pero hay mucha información sobre lo que pasó con estos muchachos", dijo.

En la reunión también participaron el titular de la Comisión Ejecutiva de atención a víctimas (CEAV), Jaime Rochín; la directora general de Investigaciones Ministeriales de la Fiscalía de Veracruz, María del Rosario Zamora, y el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo.

Se les dio avance en la investigación con respecto a la búsqueda de identificación de los registros genéticos que se tiene de los padres y se les avisó que no ha habido una identificación adicional a las dos que se tienen hasta el momento; también se les planteó la situación jurídica de los detenidos, así como los temas de derechos de atención a víctimas que les corresponde.

Asimismo, se les dio a conocer que han sido asegurados seis inmuebles en donde operaba este grupo delictivo, entre ellos el rancho El Limón y otros tres en las mismas condiciones, así como dos establecimientos comerciales en donde este mismo grupo vendía mercancía robada.

Sobre las declaraciones de los tres nuevos detenidos, Campa aseguró que coinciden con la versión preliminar de que los jóvenes fueron retenidos por elementos de la policía estatal y entregados a integrantes de un grupo criminal.

"Hasta el momento hay una cantidad muy importante de responsables, tanto policías como del crimen, que han sido detenidos y que fueron puestos a disposición de los jueces. Me parece que hemos podido construir una relación de cercanía con las víctimas indirectas, con sus familiares y con sus representantes a fin de cumplir compromisos y avanzar en la investigación", apuntó.

El funcionario aseguró que la información con la que cuentan coincide en que estos cinco jóvenes desaparecidos fueron privados de la vida y con los dos muchachos que han sido identificados.

En un comunicado, se informó a las familias que las declaraciones de los sujetos detenidos coinciden con la versión preliminar de que los jóvenes fueron retenidos por elementos de la Policía Estatal y entregados a integrantes de un grupo criminal, el cual presuntamente los privó de la vida e intentó ocultar las evidencias.