MULTIMEDIOS DIGITAL
4 de agosto de 2016 / 08:56 a.m.

FILIPINAS.- Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas denunció la presencia del Cártel de Sinaloa en su país.

El mandatario declaró que en la campaña contra el narco que hay en la entidad, ha descubierto a capos, durante los primeros seis meses de su gobierno.

"El cártel de Sinaloa opera aquí...Somos un punto de tránsito", declaró el presidente en un acto público en Manila.

Más de 500 supuestos traficantes y drogadictos han muerto en Filipinas en operaciones policiales y a manos de grupos civiles conocidos como "vigilantes" desde que Duterte ganó las elecciones presidenciales del 9 de mayo, según el recuento de los medios locales.

Seis personas murieron tras una operación policial en la residencia del Rolando Espinosa, alcalde de la localidad de Albuera, en la provincia de Leyte.

Hace dos días, Duterte acusó públicamente al alcalde y a su hijo Kerwin de estar involucrados en el tráfico de drogas y les dio 24 horas para entregarse.

El regidor se entregó al día siguiente, pero su hijo sigue en paradero desconocido.