MILENIO DIGITAL
12 de noviembre de 2017 / 10:17 p.m.

CHIAPAS.- La zona turística de las Cascadas de Agua Azul está en peligro. Desde hace algunos días los niveles del agua que alimentan las cascadas han bajado considerablemente, dejando secos los afluentes.

Los habitantes de la comunidad Agua Azul, relataron que desde hace una semana aproximadamente, comenzaron a notar que el nivel del agua bajó y la cascada se empezaba a secar, por lo cual hicieron un llamado a las autoridades locales y estatales para realizar una revisión.

Cascadas de Agua Azul, en riesgo de secarse
FOTO: MILENIO

Pascual Hernández López, vicepresidente de la sociedad cooperativa Agua Azul, afirmó que este fenómeno pudo ser a causa del sismo del pasado 7 de septiembre y las constantes replicas, lo que ha originado que la tierra en el interior de las aguas del rÍo Agua Azul se halla sumergido hasta 6 metros de profundidad, creando un nuevo cauce con un nivel más bajo que hace que las aguas se desvíen hacia otro punto dejando secar las cascadas.

El desvío se encuentra a 2 kilómetros río arriba de las cascadas, que se deriva en dos afluentes, uno que lleva al sitio turístico de Agua Azul y el otro que rodea esa zona, y por alguna causa natural el cauce comenzó a fluir más al margen derecho, lo que ocasionó que el sitio turístico comenzara a disminuir sus niveles de agua.

En este punto es posible observar piedras quebradas y un desfogue más amplio donde antes era más estrecho, que es donde el río se está desviando.

En tanto, río abajo sobre la ruta de las cascadas se puede observar el bajo nivel del agua donde ahora es posible cruzar sin problemas, que cuando estaba en su máxima capacidad, se realizaban actividades de deportes extremos.

Autoridades de Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y de la Secretaría de Protección Civil de Chiapas, realizaron una inspección del lugar para determinar las causas del incidente.

En conferencia de prensa, Adrián Méndez, delegado de la CONANP, aseguró que en un estudio preliminar se tienen identificadas las causas como multifactoriales.

Explicó que debido a la deforestación y posibles causas geológicas de la zona, por lo cual informó que se realizará un estudio profundo para conocer las causas exactas del por qué las aguas han sido desviados hacia un curso que normalmente era menor.

Por el momento, se puede observar las orillas del afluente secos, donde antes se podía nadar con una profundidad desde los 50 centímetros hasta 2 metros, en el cual ahora es posible cruzar caminando. La zona de cabañas donde regularmente había pozas para bañarse hoy esta con niveles muy bajos de agua.

Sin embargo, los prestadores de servicios como restauranteros, artesanos y guías de turistas, se muestran preocupados, debido a que consideran que si los visitantes no encuentran el atractivo por el cual es reconocido, podrían irse y no regresar.

“Lamentablemente lo sentimos más nosotros como prestadores de servicio, que nosotros vivimos del turista, y si el turista no viene, no tendremos ingresos económicos y la verdad es un lugar muy representativo de Chiapas, es uno de los lugares más visitados del estado y quedarse con esta imagen pues lamentablemente nos afecta mucho, es una cadena que tanto como comerciantes y ejidatarios quedamos afectados”, asegura Juan Manuel Cruz, prestador de servicios.

En tanto autoridades de los tres órdenes de gobierno, analizarán con especialistas la forma de reencauzar el afluente del río y que las cascadas de Agua Azul vuelvan a tener los niveles anteriores, el cual expresan que tendrá que quedar solucionado, antes de la temporada vacacional de diciembre.

El río Agua Azul se encuentra dentro de los municipios de Tumbalá, Chilón y Salto de Agua, el área natural protegida cuenta con 2 mil 589 hectáreas.




dat