31 de octubre de 2014 / 04:29 a.m.

Monterrey.- Defensores de derechos humanos presentaron este jueves el caso de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero; en la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en Washington.

Exigiendo justicia, búsqueda y verdad en el caso, los organismos mexicanos pronunciaron uno a uno los nombres de los alumnos que desaparecieron hace más de un mes, a manos de las propias autoridades del municipio guerrerense.

"Hoy no estamos todos aquí, hoy nos faltan 43 estudiantes, por eso los mencionamos", proclamó María Luisa Aguilar, del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, mientras pedía un minuto de silencio por ellos y por todos los desaparecidos o ejecutados en actos de violencia del crimen organizado en México, señala el diario español El País.

La protesta que se dio frente a representantes del gobierno federal, a quienes los activistas gritaron 'criminales' y 'asesinos'; sucede un día después de que los propios padres de los estudiantes desaparecidos sostuvieran una reunión con el presidente de México en la residencia de Los Pinos.

La tarde del pasado miércoles, los padres molestos hicieron saber a Enrique Peña Nieto su descontento con el poco avance que se ha tenido para localizar a los alumnos de la Normal de Ayotzinapa.

Tras el acto en la CIDH, Emilio Álvarez Icaza, secretario ejecutivo del organismo, admitió que en México existe una crisis en materia de derechos humanos; haciendo referencia no solamente al caso de los estudiantes originarios de Ayotzinapa; sino también a la matanza de Tlatlaya.

"Lo que pasó de policías de Iguala disparándole a los jóvenes es gravísimo. Y lamentablemente no son hechos nuevos, son sucesos recién presentados, pero obedecen a cosas que han sucedido en el pasado y esa es la enorme preocupación que existe en la Comisión", destacó.

James Cavallaro, relator para México, cuestionó si el Estado Mexicano hace lo suficiente para dar solución a esta problemática.

La subsecretaria de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Lía Limón García; señaló que nuestro país está viviendo un momento que "sin duda pone a prueba nuestros avances normativos y la fortaleza institucional en materia de derechos humanos y obliga a las autoridades a tomar medidas para erradicar definitivamente hechos de esta naturaleza", informó El País.

"No ha habido un cambio contundente en poder prevenir las violaciones de derechos humanos, en poder combatir la impunidad, lo que continúa habiendo son cambios 'cosméticos' o reales, pero normativos e institucionales que no han logrado prevenir como en Tatlaya y Ayotzinapa estas graves violaciones a los derechos humanos", refutó Jaqueline Sáenz, de la organización FUNDAR.

Para las ONG, Iguala debe ser un 'punto de no retorno', porque los 43 normalistas no son más que 'la punta del icberg' del problema de las desapariciones en México.

A la primera de cinco audiencias sobre la situación de los derechos humanos en México programadas de la CIDH, acudieron también el subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Juan Manuel Gómez Robledo; y la encargada de la subprocuraduría de Derechos Humanos de la PGR, Eliana García; entre otros funcionarios.

Los integrantes de la CIDH se reunirán a puerta cerrada la próxima semana para determinar su respuesta en este caso.

BRINDARÍAN ASISTENCIA EN BÚSQUEDA

Las organizaciones acordaron reunirse este viernes con funcionarios de México para presentar a la CIDH una propuesta sobre el tipo de asistencia técnica que podría aportar ese organismo en la búsqueda de los jóvenes.

El objetivo es que la Comisión estudie la propuesta en los próximos días y decida si accede a nombrar un grupo de peritos que puedan ayudar en las tareas de búsqueda de los estudiantes, en el que podría haber representantes de agencias internacionales como Naciones Unidas.

FOTO: CIDH

TELEDIARIO DIGITAL