eugenia jiménez | milenio digital
19 de mayo de 2015 / 10:30 a.m.

México, D.F.- El abuso sexual que sufrió por más de cinco años Jesús Romero Colín por el sacerdote Carlos López, es el primer caso de pederastia en la Iglesia católica mexicana del que se emite una recomendación por violación a los derechos humanos y por la inacción de una autoridad judicial y será presentado ante el Comité de Derechos del Niño de las Naciones Unidas esta semana, donde se evaluará a México.

La averiguación previa FDS/FDS-6/T1/00415/07-08 presentada en agosto de 2007 ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal por Jesús Romero, está en trámite desde hace más de siete años, con lo que se ha obstaculizado la impartición de justicia, destacó la Comisión de Derechos Humanos del DF.

En la recomendación se menciona que el Ministerio Público no exigió a las autoridades eclesiásticas la información solicitada, ni que se presentarán a declarar.

David Peña, abogado del joven, denunció que la procuraduría capitalina "simula hacer una investigación cuando en realidad lo que está haciendo es dejar pasar el tiempo para que los delitos prescriban y queden en la impunidad".

Además, no se presentó a declarar el sacerdote Carlos López, únicamente envió una carta firmada donde se declara inocente.

En la recomendación 1/2015 presentada el 28 de abril, se solicita a la PGJDF entre otros puntos: iniciar investigaciones penales contra el personal ministerial que conoció y conoce de las indagatorias, así como del personal supervisor que omitió la detención de las irregularidades; indemnizar a la víctima; tratamiento y acompañamiento psicológico, así como un reconocimiento de responsabilidad en favor de Jesús Romero Colín.

Se establece que la indagatoria estuvo en trámite aproximadamente siete años y ocho meses tiempo en el cual el personal ministerial no realizó todas las acciones necesarias para el desahogó de las diligencias.

El 22 de agosto de 2008 la indagatoria se erradicó en el juzgado 55 de lo penal en el DF bajo la causa penal 244/08, el cual la negó por falta de elementos, peritajes y por artículos del Código Penal "mal señalados", por ello esa averiguación previa se remitió al archivo.

En varias ocasiones la parte acusadora solicitó la orden de aprehensión, la cual fue negada.

También se menciona que en agosto de 2010 se llamó a declarar a un jerarca católico de la sexta vicaría que no acudió y el MP no lo apercibió, ni insistió.

Pederasta México
Carlos López es responsable de pederastia para El Vaticano, por lo que le quitaron su ministerio sacerdotal. | ESPECIAL

En octubre del 2011, el vicario judicial del Tribunal Eclesiástico señaló ante el MP que en virtud de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público "no rendiría declaración, ya que todos los actos que se realizan son materia interna de la asociación religiosa; sobre la situación jurídica del ministro de culto deben pedirse datos a Gobernación, puesto que en esta oficina no existe esa figura".

Al no realizar el MP gestiones para que comparecieran las autoridades eclesiásticas "se facilita el encubrimiento", indicó la CDHDF.

Se solicitó información sobre el estado del presunto responsable a la dirección de Asuntos Religiosos de la Segob, que estaba a cargo de Carlo Tort, y nunca dio respuesta, pero tampoco se le insistió.

Para el Vaticano, Carlos López es responsable de pederastia, ya que le quitaron su ministerio sacerdotal (máximo castigo en la Iglesia para este delito), en tanto las autoridades judiciales aún no concluyen las investigaciones.

El Estado mexicano será revisado por el Comité de los Derechos del Niño este martes y miércoles. Entre los temas que se discutirán están el alto número de niños y adolescentes muertos o desaparecidos; la alta tasa de feminicidios y casos de abuso a niños.