7 de noviembre de 2014 / 04:01 a.m.

Ciudad de México.- La organización Human Rights Watch aseguró que los casos de Iguala y Tlatlaya ponen en evidencia la crisis tan profunda que arrastra México en materia de derechos humanos y la  impunidad.

En conferencia de prensa, el director de la División de las Américas, José Miguel Vivanco, lamentó que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto no haya demostrado una acción contundente y rápida ante la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Asimismo criticó que la actual administración este más preocupado por la percepción y la imagen del país que por esclarecer los temas de desaparición forzada a los cuales se comprometió desde el inicio de su sexenio y los cuales parecieran ser tóxicos para atraer inversiones y turismo.

"No vemos un compromiso serio de mediano y largo plazo  para generar las instancias con credibilidad necesaria para investigar temas tan graves, contar con alertas tempranas que impidan la comisión de estos hechos y el esclarecimiento de las desapariciones que se han cometido en México que son enormes cifras", puntualizó.

En este sentido, comparó los hechos ocurridos el pasado 26 de septiembre en Guerrero con las desapariciones forzadas que se daban durante los sesentas con Gustavo Díaz Ordaz, un sexenio con masivas desapariciones de personas y en donde nadie rendía cuentas.

Vivanco aseguró que el caso Iguala es algo realmente indignante y de una gravedad extrema al ser una desaparición forzada cometida en tiempo real, a la vista de todo el país, de la comunidad internacional y sobre todo de las autoridades locales y federales.

 FOTO: Especial

CAROLINA RIVERA