MILENIO DIGITAL
18 de octubre de 2017 / 09:35 a.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- El pleno de la Cámara de Diputados aprobó las reformas a la Ley Federal de Sanidad Animal para sancionar hasta con dos años de prisión a quienes ordenen o realicen el sacrificio de animales para consumo humano sin cumplir los procedimientos de insensibilización o aturdimiento previo.

Avalado con 358 votos a favor y dos en contra, el proyecto turnado al Senado de la República tiene el propósito de abatir la crueldad en las prácticas de sacrificio de animales utilizados para consumo.

Para ello define a los "animales destinados para abasto" como aquellos que producen un bien destinado al consumo humano o animal.

También introduce los conceptos de "insensibilización o aturdimiento" como la pérdida de conciencia de los animales destinados para abasto destinada por métodos mecánicos o eléctricos aplicados en la cabeza.

Establece al "sacrificio humanitario" como el acto que provoca la muerte sin sufrimiento de cualquier animal no destinado al consumo humano, en razón de estar comprometido su bienestar por el sufrimiento derivado de un accidente, enfermedad, incapacidad física o trastorno senil.

Al fundamentar el dictamen de la Comisión de Ganadería, el diputado Oswaldo Guillermo Cházaro subrayó que las reformas responden a una tarea pendiente y de urgente solución respecto a las prácticas de sacrificio que prevalecen desde tiempos ancestrales, pero que con la tecnología moderna, el aval de la ciencia y la responsabilidad social es posible evitar el sufrimiento inútil de los animales.

Sostuvo que el incumplimiento de esas normas debe complementarse con sanciones que, en casos extremos, se consideren de orden penal.          

En representación del PRI, el diputado Edgar Castillo calificó las modificaciones legales como un avance en el cuidado, protección y dignificación de la vida animal.

Ya que al adecuar el marco normativo y crear una sanción con pena corporal para las prácticas de crueldad al sacrificar animales de forma inhumana.

El panista Gerardo Federico Salas censuró la persistencia en algunos rastros de las malas prácticas de sacrificio que implican un sufrimiento excesivo al animal.

"Esta situación obliga a perfeccionar la Ley Federal de Sanidad Animal para establecer disposiciones que contribuyan a armonizar la norma conforme a criterios internacionales, así como establecer sanciones a quienes vulneren prácticas de bienestar animal", remarcó.

La perredista Tania Victoria Arguijo expresó la posición de su partido a favor de sancionar no sólo a quien labore en establecimientos dedicados al sacrificio de animales para abasto o consumo, sino también a quien ordene el sacrificio, sin previa sensibilización.

"Hoy los animales no están de fiesta, solo están en espera de una muerte menos dolorosa", dijo.




mmr