JOEL SAMPAYO CLIMACO
23 de diciembre de 2016 / 05:32 p.m.

MONTERREY.- Casi se ha convertido en rutina que cada dos meses se produzca un trasplante de corazón en el hospital de altas especialidades número 34 del Seguro Social en Monterrey, pero los regiomontanos no se terminan de acostumbrar que un helicóptero llegue con su cargamento de esperanza en medio de una avenida de gran tráfico.

Y en víspera de la navidad, una aeronave aterrizó sobre la avenida Lincoln para conducir un corazón que horas antes latía en el pecho de un hombre en la Ciudad de México, cuyos familiares decidieron donarlo al serle diagnosticada muerte cerebral.

El músculo cardiaco arribó al hangar de gobierno estatal en el aeropuerto internacional de monterrey a bordo de un jet de la Procuraduría General de la República donde viajaba un equipo médico del Seguro Social. En el quirófano del hospital 34 ya le esperaba el receptor, cuya identidad no fue revelada.

Como siempre, patrullas de tránsito de monterrey y oficiales de Protección Civil de Nuevo León coordinaron el operativo para detener el tráfico y hacer que la aeronave descendiera con seguridad en una zona llena de cables de alta tensión.

Al filo de las 13:00 horas, el equipo penetró al hospital, tal como ha ocurrido tres veces este año por vía aérea, y otras tantas por tierra.

La cirugía inició inmediatamente y los especialistas esperaban que este sábado, durante la noche buena, el paciente, con nuevo corazón, reciba a su familia.