MULTIMEDIOS DIGITAL Y NOTIMEX
19 de enero de 2017 / 04:45 p.m.

MÉXICO.-México extraditó el jueves al capo del narcotráfico Joaquín "El Chapo" Guzmán a Estados Unidos, en el último capítulo de una carrera criminal de más de tres décadas en las que traficó miles de toneladas de drogas y protagonizó dos espectaculares fugas de prisión.

Un día antes de que Donald Trump asuma la presidencia, Guzmán fue enviado a las 15.15 hora local (2115 GMT) a Nueva York desde Ciudad Juárez, donde estaba recluido en un penal, detalló un funcionario estadounidense.

"El Gobierno de la República el día de hoy entregó al Señor Guzmán Loera a las autoridades los Estados Unidos de América", dijo la cancillería mexicana en un comunicado.

"El Chapo" llegó por la noche al aeropuerto MacArthur en Long Island a bordo de un pequeño avión en medio de un operativo de seguridad, mostraron imágenes de la televisión mexicana.

El capo, de 59 años, es considerado uno de los mayores narcotraficantes de la historia y es el enemigo público número uno de la ciudad de Chicago por la cantidad de cocaína, heroína y metanfetaminas que introdujo a la ciudad. Sólo Al Capone había recibido esa calificación antes que él.

El jefe del cártel de Sinaloa enfrentará cargos que van desde tráfico de drogas y delincuencia organizada hasta homicidio y lavado de dinero en Chicago, Nueva York, San Diego, Miami, Nuevo Hampshire y El Paso.

En el aeropuerto militar de Ciudad Juárez hubo mucho movimiento hasta horas después de la partida del narcotraficante y la fiscalía general divulgó imágenes que lo mostraban esposado mientras era llevado por varios soldados hacia un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana y otra donde descendía del aparato.

Las imágenes mostraron a "El Chapo" con el cabello corto y vestido con un pantalón color beige y una chamacha amplia de un color similar.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos agradeció a México "por su amplia cooperación y asistencia para asegurar la extradición de Guzmán Loera a Estados Unidos".

México concedió la extradición de "El Chapo" en mayo del 2016, pero sus abogados habían presentado varios recursos legales en un intento por frenar su entrega a la administración de Obama, que había presentado el pedido en el 2015.

El capo había sido trasladado sorpresivamente a principios de mayo del 2016 desde el penal de máxima seguridad donde se encontraba, en el centro del país, a la prisión en Ciudad Juárez, lo que fue visto como un paso más hacia la extradición.