MILENIO DIGITAL
30 de abril de 2017 / 07:31 a.m.

CHILPANCINGO.- La mayoría de los planteles en todos los niveles educativos, así como los centros de Salud en la Tierra Caliente de Guerrero permanecen cerrados desde el jueves 27 de abril, ya que los pobladores temen que enfrentamientos entre bandas rivales del crimen organizado.

El viernes diferentes redes sociales comenzaron a denunciar el clima de violencia que se generó en la Tierra Caliente por el despliegue de grupos armados de organizaciones antagónicas en casi todos los municipios de la región.

Aunque se manejaban diferentes versiones, no había quien hablara de manera concreta sobre la situación que prevalece, aunque en el municipio más cercano de la región Norte, Teloloapan, el alcalde Robell Uriostegui Patiño tuvo que solicitar el apoyo del gobierno estatal para salir de la región en un helicóptero, en el cual también sacó a su familia para ponerla a salvo de un eventual atentado.

La mañana del sábado 29 de abril, integrantes del Movimiento por la Paz de San Miguel Totolapan buscaron comunicación con varios medios para dar a conocer lo que sucede.

Priorizaron el contacto con medios nacionales, ya que los espacios locales y principalmente los de la zona están amenazados.

Lo que se informó fue lo siguiente: "desde el jueves, en todos los municipios de la región; Arcelia, Ajuchitlán, Tlapehuala, Pungarabato, Tlalchapa, Cutzamala, Coyuca de Catalán y San Miguel Totolapan cerraron todas las escuelas, en todos sus niveles, además de los centros de salud", señaló uno de los integrantes del MPST.
Explicó que la tensión se incrementó a partir del hallazgo de cinco cadáveres en la entrada principal de La Gavia, pues se trató de cinco jóvenes a los que integrantes del Movimiento por la Paz señalan como miembros de la banda de "Los Tequileros".
Ejecutarlos en la entrada del pueblo que se ha convertido en el principal bastión de "Los Tequileros", para muchos es una provocación que repercutirá en más enfrentamientos.

Aunque se reconoce que ya el gobernador Héctor Astudillo Flores estuvo en la región, además de que los recibió en la residencia oficial Casa Guerrero, hasta el momento no se ha logrado recuperar la tranquilidad, principalmente por dos razones muy claras: "No se ha conseguido ni la detención de Raybel Jacobo de Almonte, el principal tequilero ni se ha desaforado al diputado local Saúl Beltrán Orozco, el protector de esa banda de delincuentes".

Como los tequileros permanecen intactos en su estructura organizativa, entre los habitantes de la zona prevalece miedo a que el asesinato de sus cinco integrantes vaya a detonar una nueva escalada de violencia.

Por esa razón, además de confirmar que desde el jueves las escuelas y unidades médicas permanecen cerradas, en el transcurso de la próxima semana se van a cerrar las principales vías carreteras, pero además se paralizará el servicio de transporte público.

Solo en San Miguel Totolapan, señalaron que son 106 los planteles que nuevamente están cerrados por el miedo a que los alumnos se queden en medio de un enfrentamiento.