NOTIMEX
29 de enero de 2016 / 09:39 a.m.

México.- La Ciudad de México no será el estado 32, sino la entidad federativa 32, sostuvo el presidente de la Comisión de la Reforma Política del Distrito Federal de la Asamblea Legislativa (ALDF), José Encarnación Alfaro Cázares.

El legislador priista puntualizó que a partir de que el Ejecutivo federal promulgue el decreto correspondiente, la Ciudad de México será una entidad federal autónoma, capital de la República y sede de los Poderes de la Unión.

La única diferencia con los estados, es que al seguir siendo la capital de la República y sede de los Poderes de la Unión, deberá garantizar la preeminencia de los poderes federales sobre los locales, para evitar conflictos entre esos órdenes de gobierno.

Además, el gobierno de la Ciudad de México deberá garantizar las condiciones necesarias para el ejercicio de las facultades constitucionales de los poderes federales.

El diputado local insistió en que al darle la naturaleza de entidad federal autónoma, la capital del país contará con las mismas prerrogativas y prohibiciones que tienen reconocidos los estados de la República en la Constitución Política del país.

Alfaro Cázares subrayó que se buscó mantener la soberanía en los poderes federales y, al mismo tiempo, dar a la entidad federal plena autonomía en su ejercicio de gobierno.

En un documento elaborado por la comisión que preside Alfaro Cázares, se destaca que la Ciudad de México “goza de autonomía constitucional en todo lo concerniente a su régimen interior y a su organización política y administrativa”.

Además como entidad federal autónoma no sólo podrá acceder a las partidas presupuestales de la Federación, sino que se mantiene el fondo de capitalidad como un compromiso permanente.

Se resalta que la capital podrá participar en el Constituyente Permanente, terminándose con un largo tiempo de exclusión, porque ahora tendrá la facultad de intervenir en el proceso legislativo para reformar la Constitución federal.

De igual manera, la Reforma Política del Distrito Federal quitó la facultad del Senado de la República para remover al jefe de Gobierno, nominación que se mantiene, aunque el propio Alfaro Cázares y el diputado perredista Leonel Luna Estrada coinciden en que deberá de revisarse para su adecuación.

También se reconoce la facultad al jefe de Gobierno de nombrar a los titulares de la Secretaría de Seguridad Pública local y de la Procuraduría General de Justicia, aunque se mantiene la facultad del Ejecutivo federal de removerlos por causas graves consideradas en la Constitución de la República.

Con la reforma política la Ciudad de México tendrá su propia Constitución Política y poderes autónomos, prácticamente igual que los demás estados. También conformará su Congreso local, donde los diputados podrán reelegirse hasta cuatro veces consecutivas.

La idea de que ahora el Distrito Federal será un estado, queda clara, “pero socialmente no lo es, porque culturalmente no cambia nada al cruzar del Estado de México a la ciudad”.

No obstante, dijo, “así esta ciudad cambie de nombre y sea un estado, seguirá siendo la sede de los poderes y la capital de la República Mexicana, chilango de facto seguirá siendo el gentilicio de esta ciudad, porque chilango no reconoce una frontera específica y es más una forma de ser”, aseguró Aguilar.