ISRAEL NAVARRO | ÓSCAR RODRÍGUEZ | MILENIO DIGITAL
29 de agosto de 2015 / 09:08 p.m.

México.- La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) propondrá a la Secretaría de Educación Pública tener su propio esquema de evaluación docente.

El líder de la sección 22, Rubén Núñez, dijo que los docentes ya tienen listo su plan de evaluación docente, mismo que fue validado por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), el cual será ratificado en la propia Asamblea Nacional Representativa (ANR) para aplicarlo en las escuelas de los estados donde tiene presencia la CNTE.

"Los maestros democráticos de Oaxaca no nos oponemos a la evaluación, solo que exigimos que no sea mediante esquemas estandarizados, sino regionalizados, respetando la identidad y la multiculturalidad de cada lugar donde se practiquen.

No podemos evaluar de la misma forma a los docentes que son originarios de Sinaloa o Tamaulipas con los de la Ciudad de México o los que imparten clases en escuelas con alto grado de precariedad localizada en la sierra de Guerrero o Oaxaca", explicó.

Núñez puntualizó que la lucha de la CNTE ya no será solo en las calles sino también será en las aulas con su propuesta pedagógica basada en el Plan para la Transformación de la Educación (PETEO).

Dijo que en la legislatura local está pendiente de aprobar la ley general de educación de Oaxaca que no es otra cosa que respetar los lineamientos del PETEO en lugar de valer en Oaxaca una copia mala de la Reforma Educativa Federal, que solo busca violentar los derechos laborales de los maestros, despidiéndolos y supliéndolos si no están a la altura de las expectativas macroeconómicas del país.

El PETEO consta de tres programas y dos sistemas, con los que se busca mejorar aspectos fundamentales en materia de infraestructura educativa, formación profesional y estímulos al desempeño de las y los trabajadores de la educación.

Además, este plan tiene el documento "Hacia la Educación que Necesitamos los Mexicanos", el cual plantea un plan alterno de enseñanza y de evaluación para zonas marginadas del país.

La estrategia pretende considerar las características de regiones del país, como lo que ocurre en Oaxaca, Guerrero y Chiapas y privilegiar una educación humanista concentrada en la persona que permita a los jóvenes superarse en todos los sentidos.

En Oaxaca, operan unos 13 mil planteles educativos donde laboran alrededor de 81 mil trabajadores de la educación que atienden a un millón de alumnos.