NOTIMEX
27 de enero de 2016 / 09:29 a.m.

Saltillo.- La Dirección de Protección Civil realizará operativos en apoyo a la población ante la alerta por la octava tormenta invernal de la temporada asociada al sistema frontal 34 que traerá para Coahuila lluvias y temperaturas de hasta menos cinco grados.

El secretario de Gobierno, Víctor Zamora Rodríguez, indicó que de acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional (SMN), dependiente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el frente frío propiciará un marcado descenso de temperatura y la formación de nieblas densas debido a la masa de aire polar asociada.

Se esperan lluvias dispersas de .1 a 25 milímetros, por lo que habrá cielo nublado medio, además de que se prevén temperaturas de menos cinco a cero grados Celsius, y viento en dirección variable de 20 a 35 kilómetros por hora.

Además potencial de nieve, aguanieve o lluvia congelante durante la noche y la madrugada en zonas montañosas de Coahuila.

Ante esta alerta se instruyó a la Dirección de Protección Civil para reforzar los operativos que se realizan con las unidades municipales, a fin de proceder a las acciones establecidas en el plan de respuesta invernal 2015.

“Continúa la alerta por este frente frío que llega a nuestro territorio, de tal manera que continuamos atentos por las noches con todas las corporaciones y las corporaciones municipales para detectar gente indigente, migrantes o personas que necesiten la atención o ser trasladados a un albergue de los 117 con los que contamos”, dijo.

Destacó que los albergues que están distribuidos a lo largo y ancho de esta entidad tienen capacidad de recibir 20 mil personas que lo necesiten.

Además se recomienda a la población evitar la exposición prolongada al ambiente frío, los cambios bruscos de temperatura, los sitios con nieve y vestir con ropa abrigadora y prestar especial atención a niños, personas de la tercera edad y enfermos.

A los automovilistas se les sugiere estén atentos a la precipitación de aguanieve o nieve, la formación de lluvias congelantes para evitar derrapes y a la baja visibilidad ocasionada por nieblas y neblinas.

Indicó que en caso de que se prendan chimeneas o calentadores verificar que exista una ventilación adecuada para evitar intoxicaciones y cuidar que los niños no se acerquen a ellas para evitar accidentes.