MILENIO DIGITAL/ANGELICA MERCADO Y OMAR BTIRO
29 de julio de 2015 / 08:15 a.m.

México.- La PGR reconoció ayer el fracaso de la Ley de Extinción de Dominio y pidió reformas legales, al admitir que los números son lapidarios en México, pues durante seis años de aplicación solo ha ejercitado acciones en 64 casos, en los que en 43 ha habido resultados favorables al Estado; ha sufrido 11 reveses, dos casos fueron desechados, tiene siete en trámite y hubo un desistimiento.

En contraste, el fiscal ante la Corte de Colombia, Julio Ospino, presumió que en su país tienen 4 mil 769 procesos abiertos, 49 mil 712 bienes están con medidas cautelares y hay 10 mil 765 sentencias definitivas, lo que en recursos ha significado 201 millones de dólares decomisados a la delincuencia, agregó el magistrado de la Sala de Bogotá, Pedro Oriol.

En ese sentido, Ospino dijo que si a Joaquín El Chapo Guzmán "se le hubiera ido todo el Estado encima y le hubiera quitado los bienes y atacado financieramente, yo no digo que no hubiera hecho el túnel, de pronto sí lo hace, es una obra maestra en ingeniería, pero le hubiera sido más difícil".

José Guadalupe Medina admitió que la PGR no tiene resultados eficientes en estos seis años y "dejan mucho que desear", sobre todo si se le compara con países como Guatemala, Colombia o Italia que se han dedicado a combatir frontalmente el crimen organizado.

"Los números son lapidarios. Se ha ejercitado la acción de extinción de dominio en 64 ocasiones por parte de la PGR, de las cuales 43 han sido favorables al Estado, 11 fueron en contra, dos desechadas, ha habido un desistimiento y actualmente hay siete en trámite".

En su turno, Ospino insistió en que México tiene que "quebrar" la presunción de inocencia en este delito y hay que aprovechar la crisis, al exponer que los narcotraficantes no tienen todos sus recursos en el país donde operan, sino que están fuera , pero si se les despoja cometen errores y es cuando hay que aprovechar la situación.

Mencionó que en Colombia se especializaron perfiles de personal capacitado y con permanencia, para luego recomendar a México esa vía, además de alcanzar un equilibrio entre el garantismo y el eficientismo, donde no cabe la presunción de inocencia.

Detalló que su gobierno logró decomisar definitivamente 10 mil 765 propiedades de narcotraficantes y no se trata de bicicletas o carros viejos, sino de empresas, residencias, caballos de 5 millones de dólares y otras cuantiosas propiedades.

"Está demostrado. No hay ninguna duda que la extinción de dominio es una poderosa herramienta contra el crimen organizado de alto rendimiento, es hasta más temible que la acción penal", acotó.