NOTIMEX
10 de febrero de 2016 / 07:27 a.m.

México.- El presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM), Carlos Padilla Becerra, informó que están en contacto con las autoridades correspondientes de Brasil y del Comité Organizador de Río 2016 para atender lo relacionado con el virus llamado zika.

Lo anterior, con el objetivo de tomar las medidas pertinentes para orientar a los atletas mexicanos que clasifiquen a los Juegos Olímpicos de Río 2016, ante ese virus que se ha convertido en un problema de salud mundial.

Por tal motivo, dijo que se está en contacto con las autoridades de la Secretaría de Salud, así como del Ministerio de Salud en Brasil, a través de la embajadora de México en ese país, Beatriz Paredes, y el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos.

Además, confirmó que en marzo próximo la Jefatura de Misión de la Delegación Mexicana viajará a Río de Janeiro para evaluar la magnitud de la situación y tomar las medidas de seguridad pertinentes.

Además de que se planteará un programa para enfrentar la situación antes de viajar a territorio brasileño, y entre las propuestas que hay destaca la de orientar a los deportistas con pláticas realizadas con especialistas.

Se darán medidas de prevención no sólo para los atletas, sino para los familiares que los acompañen, quienes deberán de utilizar ropa adecuada como pantalón y camisas o blusas con mangas, y usar repelentes de insectos.

Los deportistas mexicanos serán sometidos a evaluaciones médicas para descartar cualquier enfermedad y evitar el contagio del Virus Zika.

El COM está atento a la información que emita la Organización Mundial de la Salud (OMS) y, desde luego, seguirá la directriz del Comité Olímpico Internacional (COI) para enfrentar esta situación.

El COI mantiene una estrecha relación con la OMS y el Comité Organizador de Río 16 sobre el surgimiento de cualquier situación relacionada con el Virus del Zika, y trabajará de manera conjunta con los CON´s para que los atletas de todo el mundo acudan a Brasil sin ningún temor.

De esta manera, se puso en marcha un plan de inspección diario con la finalidad de garantizar eliminar los estancamientos de aguas, donde habita el mosquito y con ello prevenir picaduras.

Esta medida será antes y durante los Juegos Olímpicos Río de Janeiro, Brasil, a efectuarse del 5 al 21 de agosto próximo.