MILENIO DIGITAL
17 de mayo de 2017 / 09:45 p.m.

MÉXICO.- El diputado local guerrerense Saúl Beltrán Orozco, señalado de ser compadre de Raybel Jacobo de Almonte, El Tequilero, líder del grupo criminal Los Tequileros, obtuvo un amparo que dejó, por el momento, sin efecto la orden de aprehensión librada en su contra por el homicidio de José Antonio Zeferino Gil.

El juzgado Décimo de Distrito en Guerrero ordenó reponer el procedimiento contra el priista debido a ciertas inconsistencias, ya que la medida cautelar que fue dictada contra Beltrán Orozco se fundó en "rumores".

Asimismo, se deja claro que tratándose de delitos del orden penal el legislador tiene inmunidad constitucional, es decir, tiene fuero, lo que no se tomó en cuenta antes de librar la orden de captura.

El 9 de enero del presente año, la jueza de Primera Instancia en Materia Penal del Distrito Judicial de Cuauhtémoc ordenó aprehender al legislador local.

En la sentencia se menciona que la impartidora de justicia "infirió" la participación de Beltrán en el homicidio de Zeferino Gil, entonces subdirector de Catastro Municipal, ocurrido el 24 de septiembre de 2014. En esa época, Saúl Beltrán fungía como presidente municipal de San Miguel Totolapan.

El delito, detalla la sentencia del juzgado Décimo, "se le atribuye (al diputado) de las testimoniales que se recabaron en la averiguación previa, que son coincidentes en manifestar que por rumores conocidos en su comunidad saben que Saúl Beltrán Orozco, siendo presidente municipal de San Miguel Totolapan, al estar relacionado con grupos criminales mandó matar a José Antonio Zeferino Gil".

Además, "infieren que después de que sustrajeron al agraviado de su domicilio vieron pasar a dos personas con palas y picos, dirigiéndose a donde tiempo después encontraron sus restos mortales, lo que hace presumir que lo ejecutaron inmediatamente de que lo sacaron de su casa".

En la resolución se ordena dejar insubsistente la orden de aprehensión, ya que la juez no valoró la totalidad de las pruebas para determinar la participación del señalado en los hechos, y sólo se basó en los testimonios que coinciden en que "por rumores conocidos en su comunidad" saben que Saúl Beltrán presuntamente está implicado en los hechos.

Con el fallo también se frena la petición de la Fiscalía General ante el Congreso Estatal, para retirar el fuero constitucional a Beltrán Orozco.