milenio digital
24 de septiembre de 2015 / 08:01 p.m.

México.- Luego de la reunión que sostuvieron con el Presidente, los padres de familia de los normalistas de Ayotzinapa rechazaron la creación de la fiscalía para personas desparecidas que planteó el gobierno federal, al asegurar que este caso amerita una investigación específica.

En conferencia de prensa en el Zócalo, Vidulfo Rosales, abogado de los familiares, dijo que rechazan la creación de una fiscalía ya que "ese proceso camina por separado", porque los padres de familia proponían crear una unidad especializada para la indagatoria del caso Ayotzinapa que se basara en dos instancias.

Rosales detalló que la primera correspondía a la búsqueda y se deslindaran responsabilidades; y la segunda igual de búsqueda y para fincar responsabilidades a funcionares que participaron son las investigaciones.

El abogado de los familiares de los estudiantes desaparecidos abundó que el planteamiento comprendía que la búsqueda de los 43 jóvenes desaparecidos casi un año en Iguala, Guerrero, se basara en esta unidad que proponen.

De igual manera, Rosales aseveró que el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, no quiso comprometerse a los ocho puntos que contenía el pliego petitorio de los padres de familia, y, dijo, en cambio "de manera unilateral" presentó seis posibles compromisos que "no son sustanciales, ya estaban acordados".

Mario González, padre de un normalista desaparecido, dijo que la reunión con Peña Nieto "era un simple requisito", porque "desgraciadamente nunca nos ha dado nada. El Estado no nos ha dado nada más que golpes psicológicos".

Felipe de la Cruz, vocero de los padres de familia, enfatizó que la investigación tiene que salir de la Seido, pues, dijo, Tomás Zerón, director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, insiste en que los estudiantes fueron incinerados en el basurero de Cocula, "lo cual ya rechazaron los expertos independientes".

De la Cruz enfatizó que lo dicho por Peña Nieto no son acuerdos con los padres de familia, sino "lo que cree que es bueno para él pero no soluciona los problemas".

Por lo que exigió que se investiguen a funcionarios como el ex procurador Jesús Murillo, al jefe de la Policía Federal, Enrique Galindo, así como al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, "por construir la verdad histórica".