4 de febrero de 2015 / 12:27 a.m.

Washington.- El presidente Barack Obama condenó hoy el asesinato de un piloto jordano retenido como rehén por el grupo extremista Estado Islámico (EI), y dijo que su muerte debe servir como un recordatorio que mantenga la unidad de la coalición internacional que lo combate.

 "Conforme todos guardamos luto juntos debemos mantenernos unidos en respeto a su sacrificio para derrotar a este azote", dijo el mandatario en una declaratoria escrita difundida por la Casa Blanca, poco después que haber hecho una breve declaración al respecto ante periodistas.

Un video difundido por el EI mostró la ejecución del teniente Moaz al-Kasasbeh, quien habría sido quemado vivo tras el fracaso de las negociaciones para intercambiarlo con una mujer acusada de terrorismo en Jordania.

La Casa Blanca dijo que las agencias de inteligencia trabajan para verificar la autenticidad del video de la ejecución, que tuvo lugar tres días después que el periodista japonés Kenji Goto fue decapitado por el grupo al no obtener el pago de 200 millones de dólares que demandaba de ese gobierno.

Obama dijo que el brutal y cruel asesinato del militar jordano reflejó una vez más "la cobardía y depravación de ISIL (las siglas en inglés del grupo), que ha sido rechazada de manera amplia alrededor del mundo".

Por separado el vicepresidente Joe Biden extendió personalmente sus condolencias al rey Abdullah II, con quien se reunió en su residencia oficial, en el marco de la visita de trabajo que el monarca hachemí realiza a la capital, y la cual suspendió tras ser informado de la ejecución.

En un comunicado separado, la Casa Blanca dijo que Biden reiteró al mandatario el apoyo irrestricto de Estados Unidos a Jordania, además de reconocer las aportaciones del reino a la coalición internacional que combate al grupo.

"El vicepresidente dejó en claro que este horrendo video ha expuesto ante todos la verdadera naturaleza, y sólo reforzará nuestra determinación para derrotar juntos a ISIL", indicó.

FOTO: AP

NOTIMEX