14 de abril de 2014 / 07:50 p.m.

México.- Monte Alejandro Rubido, Comisionado Nacional de Seguridad, dio a conocer la captura de Antonio Reina Castillo, presunto líder de un grupo delictivo en Guerrero, dedicado a la producción y venta de drogas, así como otros delitos.

En un mensaje a medios de comunicación, el funcionario explicó que, además de esta persona, fueron detenidos otros tres individuos, uno de ellos, el segundo en la organización delictiva y dos escoltas.

La captura de Reina Castillo y sus cómplices, ocurrió el 11 de abril a las 23:00 horas en la carretera estatal, durante uno de los habituales traslados de éste entre el poblado de Apango, municipio de Cuilapan a Chilpancingo.

Junto con el presunto líder del grupo delictivo, fueron detenidos también Ismael Castillo Marino, de 38 años –segundo en la organización— y los escoltas Catarino Venancio Aguilar y Gerardo Vázquez Sánchez.

Este grupo delictivo, detalló el funcionario, controlaba la sierra de Guerrero y sembraba amapola en la región. Está considerado uno de los principales responsables del trasiego y procesamiento de goma de opio que se comercializaba hacia Estados Unidos.

A los detenidos se les decomisaron un arma larga y dos cortas, decenas de cartuchos, una camioneta tipo pick up y un millón y medio de pesos en efectivo. Fueron entregados al Agente del Ministerio Público de la Federación en Chilpancingo.

De acuerdo a los trabajos de inteligencia que realizaron fuerzas federales, Antonio Reina encabezaba la organización delictiva que creó Crisóforo Rogelio Maldonado, (asesinado en 2012 en la Ciudad de México), al escindirse del cártel de Arturo Beltrán Leyva.

Antes de que Reina se hiciera cargo de la organización, también la manejaron José Nava Romero, muerto en junio de 2013; Leonor Nava Romero, capturada por militares en septiembre de 2013 y María del Carmen Nava Romero, esposa de Crisóforo, detenida por fuerzas federales en marzo pasado.

Al seguir la huella de este organización, el 14 de marzo de ese año se realizó un operativo en Chilapa de Álvarez, donde se decomisaron 13 vehículos, ocho de ellos robados.

Un día más tarde, el 15 de marzo, fue capturada Lizbeth Cantorán Guerrero, responsable del cobro de cuotas y secuestros, mientras el 22 de marzo fue detenido Concepción Sánchez Ávila, alias Nicanor Rojas Cuahutle, presunto operador del grupo delictivo.

Esta información, más los datos recogidos en campo por el personal de inteligencia de las fuerzas federales, sirvió para capturar a Reina Castillo, identificado como el líder de la organización delictiva.

Notimex