5 de septiembre de 2014 / 03:27 p.m.

Monterrey.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), delegación Yucatán, resguardó de manera precautoria un cocodrilo y cinco tortugas que eran exhibidas como mascotas por una persona que  no presentó los documentos que acreditaran su legal procedencia, informó un comunicado. 

El operativo inició tras una denuncia ciudadana. El recorrido se realizó en un predio de Motul, en el que encontró un ejemplar de cocodrilo  (Crocodylus moreletii) y cinco  tortugas: dos de la especie jicotea (Trachemys callirostris), dos mojina (Rhinoclemmys areolata) y una casquito o pecho quebrado (Kinosternon integrum).

La persona inspeccionada no contaba con registro para manejar fauna silvestre de manera confinada y con la documentación que avalara la legal procedencia de los ejemplares.

Los ejemplares  fueron trasladados  a la Unidad de Fomento a la Conservación y aprovechamiento Sustentable de la Vida Silvestre (UMA), "Parque Zoológico El Centenario", ubicado en Mérida, Yucatán, para su resguardo y protección.

El cocodrilo, la tortuga casquito y la tortuga mojina están enlistados en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010; las dos primeras en la categoría de especies  Sujetas a protección especial (Pr) y la tercera como Amenazada (A).

La Ley General de Vida Silvestre establece en su artículo 122, que se multará a quien o quienes posean ejemplares de fauna y flora silvestre fuera de su hábitat natural sin contar con los medios para demostrar su legal procedencia o en contravención a las disposiciones para su manejo.

Además, la legislación ambiental vigente establecida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT)  estipula una multa de 50 a 50 mil días de salario mínimo a quien resulte responsable.

FOTO: Especial

TELEDIARIO DIGITAL