MILENIO DIGITAL
4 de junio de 2017 / 05:14 p.m.

TORREÓN, COAHUILA.- A las dos y media de la tarde se avisó a los medios de comunicación, que la FEPADE había detenido al síndico del Ayuntamiento de Torreón, Gabriela Cassale porque repartía dinero en el salón Condesa que se encuentra frente a la Ibero en Torreón.

Todo fue una falsa alarma, Osvaldo Flores de la iglesia cristiana Antioquia, informó que todos los domingos a las 12 del día se realiza un servicio religioso en ese lugar.

"Es una calumnia contra alguien, quien quiera que haya informado, les dijo mal, no hay candidatos, ni nada político en este lugar.

Somos una iglesia sin ningún tinte político, no hay candidato, ni promociones políticas, no estamos relacionados con ningún partido, aquí las personas vienen a encontrar paz espiritual", señaló.

Por su parte el teniente Adelaido Flores, titular de la Policía de Torreón, dijo que el llamado se recibió a través de otra institución y se pidió apoyo a la policía, las cuales revisaron las instalaciones.

"En los casos de delitos electorales la evidencia es algo determinante, por ello se pidió a los encargados del lugar y de los eventos permiso para inspeccionar el lugar por cada rincón, sin encontrar nada".

La confusión derivó que en el evento religioso se entregan sobres con dinero, que es el diezmo, de ahí la falsa alarma. Sin embargo no se encontró ningún funcionario público de la administración en turno realizando acciones ilegales.

El titular de la DSPM informó que en el día van siete acciones por delitos electorales y una alarma en falso en el casino Condesa.

Compartió que hay seis en proceso de judicializarse, una para el fuero federal y otras cuatro al fuero común, otras son alteraciones del orden. Los sectores más conflictivos en esta jornada electoral son: Francisco Villa, Carolinas y el poniente de Torreón.

"Una de ellas se trata de un funcionario de casilla con el listado nominal fuera de su casilla, eso no está permitido, otro caso se detuvo a la persona con credenciales de elector, el delito será determinado por un Ministerio Público".

Por su parte la síndico de vigilancia Gabriela Cassale dijo que todos sus conocidos ya le hablaron, "fue un chisme del PRI porque se ven perdidos".

ilp