MILENIO DIGITAL
23 de julio de 2015 / 07:38 a.m.

Oaxaca y México.- Las cuentas bancarias de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), en las que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) deposita una parte de las cuotas sindicales que se les retiene a todos los maestros, y las de algunos de los líderes disidentes fueron congeladas ayer.

Benito Vázquez, vocero de la gremial, explicó que se trata de cuentas en el banco Santander y de las que los profesores ya no pueden retirar dinero.

Por la noche, Rubén Núñez, secretario general de la sección disidente, informó que la Secretaría de Hacienda bloqueó el dinero de algunos dirigentes y expresó que la dependencia "no tiene la facultad para cancelar cuentas personales y de los logros del movimiento, pues también se cancelaron las de préstamos".

Horas antes, Vázquez acusó que el congelamiento es un "golpe" de los gobiernos estatal, federal y del SNTE para acorralarlos y quitarles todos los recursos, y en consecuencia no puedan realizar protestas.

Vázquez aseguró que en las cuentas hay aportaciones de aproximadamente 81 mil maestros, aunque omitió hablar sobre la cantidad que existe en las cuentas.

Sin embargo, de acuerdo con datos de la secretaría de Finanzas de la propia CNTE, en las tres cuentas bancarias congeladas hay un monto superior a mil 800 millones de pesos.

El vocero de la 22 señaló que la Secretaría de Finanzas de Oaxaca le ratificó a la dirigencia de la CNTE que no cuenta con los recursos en este momento, por lo que no se puede retirar ni transferir efectivo.

En tanto, durante un mitin en la Ciudad de Mèxico, Enrique Enríquez, secretario general de la sección 9 del DF, afirmó que el congelamiento de las cuentas se trata de un acto más de "hostigamiento" contra los profesores.

Explicó que con dichos recursos, que son parte de los salarios de los maestros de la CNTE, financian sus plantones, traslados y marchas, así como los materiales que necesitan para las manifestaciones.