MILENIO DIGITAL
20 de julio de 2016 / 01:44 p.m.

México.- La Secretaría de Educación Pública presentó el nuevo modelo educativo y la propuesta curricular que, dijo el secretario Aurelio Nuño, tienen como propósito mejorar el sistema de enseñanza en México.

La SEP propone que las instituciones educativas tengan una nueva organización, mejores prácticas en el aula, un plan de estudios actualizado y maestros con mayor capacitación y motivación para dar clases.

El modelo educativo 2016 se divide en cinco ejes:

1.- Escuela: Se propone que el sistema educativo sea horizontal, donde exista mayor autonomía a través de la participación de alumnos, docentes y padres de familia.

“Significa también dar asistencia, el acompañamiento, significa también materiales educativos suficientes para las necesidades de los estudiantes, una infraestructura escolar accesible para los alumnos y menos carga burocrática”, explicó Nuño durante la presentación del proyecto.

2.- Planes de estudio: El enfoque está en los aprendizajes clave, es decir el lenguaje, el pensamiento matemático, la formación cívica y ética.

3.- Docentes: Se compensará a los profesores por su desempeño en las aulas, se realizará una formación inicial fortalecida desde las normales y universidades.

4.- Inclusión y equidad: El titular de la SEP mencionó que los procesos de evaluación permitirán “ofrecer una evaluación continua y hecha a la medida de las maestras y maestros, con inclusión y equidad para el funcionamiento del sistema educativo”.

5.- Gobernanza del sistema educativo: Hace referencia a la participación de docentes, alumnos, padres de familia, gobiernos, organizaciones no gubernamentales, legisladores y el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

La propuesta curricular detalla cada uno de los puntos anteriores y se compone por tres ejes:

1.- Enseñanza de aprendizajes clave:
La formación educativa estará dirigida en temas como el lenguaje y la comunicación, en el que se hará énfasis en aprender inglés; el pensamiento matemático y la compresión del mundo natural y social, en el que se incluye la formación cívica y ética.

2.- Desarrollo personal y social del estudiante:
Consiste en las actividades artísiticas, culturales y deportivas. así como las que estén orientadas para que los alumnos aprendan a regular sus emociones. Su propósito es que desarrollen valores para la convivencia.

3.- Autonomía curricular: Las escuelas podrán definir parte de los contenidos educativos con base en la región y necesidades del alumnado. Esto ayudará a crear un perfil definido de los egresado de bachillerato.

Ambos textos serán discutidos en un proceso de consulta, que iniciará el 26 de julio en una reunión con los gobernadores en la sede de la SEP y concluirá el 29 de agosto.

Posteriormente, se aplicará una encuesta en todas las escuelas, donde los docentes podrán discutir en el consejo técnico todas sus dudas e inquietudes sobre el modelo.

Además, se harán foros de debate con pedagogos, asociaciones civiles, expertos en educación, académicos, padres de familia, autoridades y universidades para debatir el proyecto, y se invitará a la sociedad en general a evaluar distintos aspectos del mismo.