16 de febrero de 2015 / 09:01 p.m.

Kentucky.- Una fuerte nevada azotó Kentucky y la normalmente atareada capital estatal de Frankfort se paralizó el lunes cuando una tormenta abrumó partes del sur del país, que a diferencia del noreste se había salvado en lo que va del invierno.

Todo cambió con una combinación de nieve, aguanieve y lluvia helada en toda la región, que creó condiciones peligrosas en las carreteras y dejó sin electricidad a miles de personas. Afortunadamente, la tormenta ocurrió en un feriado, el Día de los Presidentes, cuando muchas escuelas y empresas estaban cerradas y la hora de mayor tráfico en la mañana no fue muy complicada.

Las autoridades se aseguraron que ciertas carreteras estuvieran preparadas este año, después que algunas ciudades del sur —notablemente Atlanta— fueron sorprendidas hace un año cuando una tormenta invernal dejó atrapadas a muchas personas en carreteras interestatales toda la noche. Raleigh, en Carolina del Norte, sufrió una suerte similar el año pasado.

Sin embargo, incluso con los preparativos, algunos no estaban preparados.

RL Doss vecino del sector dijo que ya había usado su GMC Suburban de 1987 —que puede cargar hasta tres cuartas partes de una tonelada, equipada con cadenas— para rescatar a varias personas y sus vehículos en las colinas que rodean a Frankfort, donde los carros no podían mantener el control en las vías congeladas.

"Todos están tratando de salir a buscar provisiones, algunos van y otros regresan del trabajo. Así son las cosas", dijo mientras temblaba de frío con unos overoles sobre una sudadera con gorro.

Y el camión, dijo mirando al monstruo color vino, "me gustaría ver lo que puede hacer. Lo llevó a los límites".

En el noreste, que ha sido afectado por varias tormentas de nieve, había dejado de nevar pero el frío se había hecho muy intenso. La ciudad de Nueva York estuvo a punto de romper un récord de 127 años cuando la temperatura en el Parque Central bajó a -16 grados centígrados, muy poco por encima del récord de 1888, dijo Jeffrey Tongue, experto del Servicio Nacional de Meteorología.

El alcalde de Boston, Martin J. Walsh, dijo que la más reciente tormenta de nieve ha dejado un fallecido, aparentemente de un infarto mientras paleaba nieve. El colapso parcial del techo de un complejo de apartamentos de ocho edificios en Portsmouth, Nueva Hampshire, dejó sin protección a entre 500 y 700 personas. En Nueva Jersey, una mujer de 66 años que había estado bebiendo fue hallada muerta en medio de la nieve a dos puertas de su casa. Y los bomberos trataban de extinguir un incendio en Filadelfia pero dejaron un edificio cubierto de hielo. Nadie resultó herido.

TEXTO Y FOTO: AP