MULTIMEDIOS DIGITAL
6 de diciembre de 2016 / 08:14 a.m.

MÉXICO.- “Un conflicto familiar” llevó a una mujer a contratar a un grupo del crimen organizado para que sustrajeran a sus cuatros hijos de la casa del papá, quien los tenía en custodia en Acapulco, Guerrero. Cinco días después fueron localizados en Monterrey.

Fue el 30 de noviembre pasado cuando el padre fue atacado y obligado por hombres con armas de alto poder a que entregara a los niños de 7, 5, 4 y 2 años. Tras los hechos ocurridos en la comunidad de Los Órganos, autoridades activaron la Alerta Amber.

De acuerdo al vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez, al tener contacto con la mamá y establecieron que “era un asunto familia, pero con uso de la delincuencia para poder sustraer a los menores del padre, para llevarlos a Monterrey”.

Ayer lunes la Fiscalía informó que fueron encontrados sanos y salvos.

El funcionario estatal señaló que las investigaciones continúan, al mismo tiempo que evalúan el modo en que serán sancionados los autores de la desaparición forzada.