MILENIO DIGITAL
19 de diciembre de 2016 / 12:50 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Debido a que pueden afectar los ingresos de los trabajadores, el desarrollo de las empresas y la creación de empleos, es necesario detener los aumentos de impuestos y los pagos de derechos locales puestos en marcha en varios estados, advirtió la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Para el ejercicio 2017, tanto el Poder Ejecutivo como el Legislativo de algunas entidades han tomado la iniciativa de incrementar sustancialmente el impuesto sobre nómina (ISN), así como gravar a los sectores turístico y ambiental, entre otros, indicó Gustavo de Hoyos Walther, presidente del organismo empresarial.

Un ejemplo es Sinaloa, cuyo Congreso aprobó un aumento del ciento por ciento a la tasa sobre nóminas, que pasó de 1.5 a 3 por ciento, y creó contribuciones por la prestación de servicios de juegos con apuestas y concursos, además de una ley en materia de casas de empeño.

En el caso de Baja California Sur, indicó el titular de la Coparmex, se aprobó un paquete fiscal que incorpora un cobro a los turistas extranjeros que ingresen al territorio del estado, por 350 pesos, el cual será exigido a quienes accedan vía aérea, marítima o terrestre.

En el paquete fiscal de Tamaulipas se aprobó el aumento al impuesto sobre nómina para fijarlo en 3 por ciento, y adicionalmente fue creado el gravamen sobre hospedaje.

Agregó que en Nuevo León se ha propuesto un incremento a la tasa del impuesto sobre hospedaje, que pasará de 2 a 3 por ciento, además de establecerse nuevos gravámenes, como las erogaciones en juegos con apuestas y sorteos; también se impondrán sanciones a las empresas que generen emisiones contaminantes.

De Hoyos dijo que en el Congreso de Zacatecas ya se aprobó en comisiones el aumento del ISN de 2 a 2.5 por ciento y otro gravamen a la venta final de bebidas alcohólicas, esto aún sin ser aprobado en el pleno.