MILENIO
10 de octubre de 2016 / 05:16 p.m.

MORELOS.- El alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, presiona a la Fiscalía de Morelos para que se retracte del peritaje que demostró que sí firmó un contrato por 7 millones de pesos para ser candidato del PSD, acusó el ex secretario del Ayuntamiento, Roberto Yáñez Moreno.

Yáñez Moreno, integrante de la cúpula del PSD, aseguró que la Fiscalía ya demostró que el ex futbolista le mintió al Ministerio Público al asegurar que no había firmado ningún contrato, por lo que ahora podría recibir una pena de cárcel.

"Esperemos ver si con su fama le aplican o no la ley", retó Yáñez, quien reprobó que Blanco desconozca el contrato que firmó y que desacredite al perito que analizó su firma.

Señaló que el perito que validó la firma de Blanco es el mismo que analizó otros casos en los que el alcalde resultó favorecido, como la autentificación de la firma de una regidora que acusaba al ex futbolista de falsificarle la rúbrica.

"Gracias a ese peritaje Cuauhtémoc salió de la denuncia penal que le iniciaron", dijo.

En conferencia y acompañado de sus abogados, Yáñez Moreno dijo que la Fiscalía no ha emitido ningún dictamen oficial que asegure que la resolución que incrimina a Blanco es contraria a la verdad, como ha insistido desde la semana pasada el actual secretario del Ayuntamiento de Cuernavaca, Guillermo Arroyo Cruz.

Quieren "sembrar" la idea de que ellos tienen la razón y de que Fiscalía ahora falló a su favor, cuando en realidad lo que buscan es presionar a la dependencia para que desacredite el primer peritaje de la firma de Blanco, acusó Yáñez Moreno.

Los abogados Gibrán Haro y Gustavo Eduardo Alonso aseguraron que Blanco agredió y amagó verbalmente al perito que dictaminó que su firma era válida. Según su versión, "casi lo golpea" por no obtener lo que quiere, un trato preferencial.

"Ello sucedió el jueves cuando Blanco fue a la Fiscalía a que le practicaran otros análisis para presentar la impugnación (del primer peritaje de la firma)", dijeron.

Según Yáñez y sus abogados, además del amago al perito, Blanco recurrió a sus amigos del Poder Ejecutivo para que a su vez intervinieran por él ante el fiscal general de Morelos, Javier Pérez Durón, y le dieran una respuesta a su favor en el nuevo peritaje.

Yáñez aseguró que Blanco miente y engaña a la ciudadanía, porque "resultó más ratero que los políticos (...) Fue, en realidad, un empleado que se reveló".