RUBÉN MOSSO | MILENIO DIGITAL
7 de octubre de 2015 / 10:12 p.m.

Ciudad de México.- Un juez federal dictó auto de formal prisión contra Elba Esther Gordillo por presuntamente evadir el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) por 4 millones 394 mil 682 pesos durante el ejercicio fiscal de 2009, delito que no está tipificado como grave y que se puede enfrentar en libertad bajo caución.

El juez Séptimo de Distrito de Procesos Penales Federal determinó que la Procuraduría General de la República (PGR) aportó elementos que hacen presumir que la ex líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) incurrió en el delito de defraudación fiscal equiparada.

De acuerdo con la pesquisa que realizó la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita y Falsificación o Alteración de Moneda adscrita a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), en su declaración anual del Impuesto Sobre la Renta, del Ejercicio fiscal 2009, la maestra consignó ingresos acumulables menores a los realmente obtenidos o determinados conforme a la legislación vigente al momento de la comisión del delito.

A partir del análisis de los ingresos reportados durante dicho ejercicio fiscal, se determinó conforme a las leyes fiscales del mismo año, que la inculpada omitió el pago al fisco federal por concepto de ISR por 4 millones 394 mil 682 pesos.

La investigación se inició a partir de la querella presentada por la Procuraduría Fiscal de la Federación, el 26 de septiembre de 2013; hechos por los cuales el Ministerio Público de la Federación ejerció acción penal por el delito previsto en el artículo 109, fracción I y sancionado por el 108, fracción III, del Código Fiscal de la Federación vigente en 2009.

La semana pasada, la PGR cumplimentó la orden de aprehensión contra la ex dirigente sindical.

Elba enfrenta dos juicios más: uno como probable responsable de delincuencia organizada y por realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita por un monto de mil 978 millones de pesos.
El otro juicio es por el presunto ilícito de defraudación fiscal por dos millones 199 mil pesos, por evadir al fisco durante el ejercicio fiscal de 2008.