RUBÉN MOSSO |  MILENIO DIGITAL
7 de septiembre de 2015 / 10:35 p.m.

México.- Un juez federal dictó auto de formal prisión contra dos agentes del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y dos elementos de la Policía Federal comisionados al Órgano Administrativo de Prevención y Readaptación Social (OADPRS) que presuntamente favorecieron la fuga del capo Joaquín 'El Chapo' Guzmán del penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México.

Los cuatro servidores públicos tenían bajo su cargo vigilar los movimientos del líder del cártel de Sinaloa, desde el Centro de Control de Monitoreo ubicado en la mencionada prisión.

Los procesados, señalaron funcionarios del Gobierno Federal son: Emanuel Galicia Conchillo y Luis Alberto Morales, ambos monitoristas de la Policía Federal y que pertenecen a la División de Inteligencia.

José Daniel Aurioles Tavares y Juan Carlos Sánchez García, el primero de ellos jefe del departamento de monitoreo del Cisen y el segundo operador de monitoreo del citado departamento del Centro de Investigación y Seguridad Nacional.

Hasta el momento, suman siete servidores públicos sujetos a proceso penal por la fuga del narcotraficante registrada el pasado 11 de julio.

El juez Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales con sede en Toluca determinó que los cuatro servidores públicos contra los que dictó formal prisión son probables responsables del delito de evasión de presos.

El 29 de agosto del presente año, el juez libró una nueva orden de aprehensión en contra de estos servidores que hoy se encuentran internados en el Altiplano.

La Procuraduría General de la República (PGR) aportó pruebas en el sentido de que el 11 de julio de este año, a las 20 horas con 52 minutos y 14 segundos, no se registró ni una falla en el sistema de monitoreo de la celda 20 de área de tratamientos especiales del centro penitenciario, donde se encontraba El Chapo Guzmán.

"Que los cuatro servidores públicos, en el desempeño de sus respectivas funciones, no atendieron a los protocolos de seguridad ni a la normatividad a la que estaban obligados; no informaron oportunamente de la evasión y ante ese hecho, los que estaban obligados a hacerlo, no activaron el código rojo, a pesar de que contaban con los medios tecnológicos para ello, los cuales funcionaban adecuadamente, es decir, el equipo de monitoreo con audio y video y el de radiocomunicación", señaló el juez.

Lo anterior, permitió al juez considerar que los cuatro funcionarios públicos favorecieron la fuga de Joaquín Guzmán Loera.