MILENIO DIGITAL
3 de noviembre de 2017 / 08:48 a.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- "¡Ya los tenemos y les vamos a dar en la madre!", dijo un hombre vía telefónica a familiares de los primos Carlo y Jesús, quienes fueron decapitados y sus cabezas abandonadas el miércoles en Ciudad de México.

Presuntamente eran sobrinos de un comandante de la Procuraduría capitalina.

Autoridades hallaron este jueves los cuerpos de ambos jóvenes quemados en el municipio de Ecatepec, presuntamente por un ajuste de cuentas entre traficantes de drogas.

Los jóvenes de 17 y 19 años fueron identificados por sus parientes, quienes refirieron que ambos vivían en la colonia Lomas Estrella en la delegación Gustavo A. Madero.

Autoridades de la Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México investigan este crimen, luego de que las cabezas de ambas víctimas fueron encontradas entre basura en la esquina de Circunvalación y Lecumberri en la colonia Morelos de la delegación Venustiano Carranza.

Según testimonios, Carlo y Jesús iban en una motocicleta cuando fueron interceptados por varios hombres armados.

Familiares manifestaron que el martes intentaron denunciar la privación ilegal de la libertad en la Fiscalía Antisecuestros, donde servidores públicos dijeron que no podían iniciar la carpeta de investigación.

Mientras sus cabezas fueron encontradas la mañana del miércoles, por la madrugada de este jueves los cuerpos fueron hallados en una calle solitaria de Cerro Gordo, en Ecatepec, donde les prendieron fuego.

Los jóvenes supuestamente eran sobrinos del comandante de la Policía de Investigación conocido como Comandante Greco, quien estuvo asignado en la delegación Tláhuac cuando operaba Felipe de Jesús Pérez Luna, 'El Ojos', abatido el 20 de julio pasado durante un enfrentamiento con la Marina.

Funcionarios de la procuraduría señalaron que la principal línea de investigación en este caso es una venganza entre traficantes de droga que operan en la capital y el Estado de México, principalmente.

mmr