NOTIMEX
4 de agosto de 2016 / 01:01 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Juan Carlos Arreygue, alcalde de Álvaro Obregón acusado de ordenar la ejecución y calcinamiento de 10 personas en Cuitzeo, Michoacán, se declaró inocente y un preso político.

Su abogado, Carlos Bojórquez, dijo en entrevista que las acusaciones que pesan sobre su cliente son falsas y están motivadas por "intereses políticos".

La finalidad de estas acusaciones promovidas por el gobernador Silvano Aureoles –dijo el abogado–, sería sacar a Arreygue y al Partido del Trabajo de la presidencia municipal.

El entrevistado aseguró que los datos de prueba en la carpeta de investigación son insuficientes y que carecen de las técnicas adecuadas de investigación.

"En la carpeta de investigación únicamente hay tres imputaciones de los policías (municipales), que fueron aconsejados por policías ministeriales, que a su vez fueron enviados por el alto mando de la procuraduría y de la Secretaría de Seguridad (del estado, ambos) para que hicieran las imputaciones", dijo el abogado.

De acuerdo con el abogado de Arreygue, existen registros telefónicos en el celular del alcalde que prueban su inocencia y que serán incorporados a la investigación.

Añadió que la defensa presentó un amparo por la incomunicación de 10 horas a la que fue sometido su cliente en la procuraduría del estado luego de su detención; hecho que –según dijo– se hizo mediante engaños y violaciones a los derechos de Arreygue.

"No tengo la más mínima duda de que mi cliente recuperará la libertad. El señor es inocente", sentenció el abogado.

El presidente municipal fue detenido este martes junto a cuatro policías municipales por su presunta participación en el homicidio de 10 personas, las cuales fueron encontradas calcinadas en Cuitzeo.

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, dijo que el edil ya era investigado por posibles nexos con el grupo criminal Los Caballeros Templarios, conexión que le impidió ser candidato a la alcaldía por el Partido de la Revolución Democrática.