MILENIO DIGITAL/RUBÉN MOSSO
3 de junio de 2015 / 08:40 a.m.

México.- Los testimonios que rindieron cuatro escoltas de Rodrigo Vallejo Mora ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) y dos videos sirvieron de base para que la Procuraduría General de la República (PGR) volviera a retener al hijo de Fausto Vallejo, ex gobernador de Michoacán.

Everardo Moreno, abogado de Vallejo Mora, advirtió que la PGR busca imputar a su cliente el delito de delincuencia organizada en su modalidad contra la salud.

Explicó que los escoltas le fueron asignados a Rodrigo cuando su padre era mandatario estatal, y que las declaraciones de estas cuatro personas "no aportan absolutamente nada", porque "no hay hechos nuevos", además de que no hay más imputaciones contra el hijo del ex gobernador.

Moreno indicó que las pruebas que está aportando la PGR contra Vallejo Mora son los dos mismos videos que se usaron para detenerlo la primera vez, donde aparece reunido con el líder de Los caballeros templarios, Servando Gómez Martínez, La Tuta.

Narró que la declaración ministerial de Rodrigo Vallejo duró alrededor de tres minutos, ya que se limitó a decir: "Los videos son los mismos que sirvieron para consignarme el año pasado por encubrimiento. Y respecto de las declaraciones de los testigos, no tengo nada que decir porque no hacen alguna imputación en mi contra".

El litigante señaló que Rodrigo Vallejo terminó de declarar casi a las 00:45 horas del martes.

No obstante, el Ministerio Público actuó de manera innecesaria, porque "fue más teatral que real" la forma en que detuvieron a Vallejo.

La PGR, subrayó el abogado, deberá definir en 48 horas la situación ministerial de su defendido, aunque el término legal lo puede duplicar por 48 horas más o incluso solicitar un arraigo.

—¿Quiénes son esas personas que declararon contra el hijo del ex gobernador?

—Son personas que trabajaron con Rodrigo cuando su padre era gobernador, eran escoltas de él (de Vallejo Mora)", dijo Moreno.