MILENIO DIGITAL | RUBÉN MOSSO Y LORENA LÓPEZ
4 de septiembre de 2015 / 08:24 a.m.

México.- Elementos de la Policía Federal y de la Procuraduría General de la República (PGR) aseguraron en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) una tonelada de cocaína negra, el primero en su tipo, que trata de ser introducido de manera ilegal a la capital del país.

En años recientes, los cárteles del narcotráfico han ideado diversas maneras para trasladar su mercancía sin que sea detectada.

Ahora, a través de un proceso químico, los delincuentes pretenden hacer pasar el alcaloide por otra sustancia, con el propósito de que no llame la atención ni pueda ser detectada por los perros que se usan para la localización de drogas.

El cargamento, el cual fue decomisado en la Terminal 1 del AICM arribó procedente de Bogotá, Colombia.

Desde esa nación, diversas organizaciones criminales abastecen a los cárteles del narcotráfico en México, y éstos venden una buena parte de la mercancía en Estados Unidos.

Los agentes pusieron en marcha un operativo en el área de Aduana, donde fue localizada una tarima con 40 costales de 25 kilos cada uno, identificados con una etiqueta que amparaba el traslado de óxido de zinc, los cuales no fueron reclamados.

Peritos de la Procuraduría General de la República realizaron pruebas químicas, resultando positivo para clorhidrato de cocaína y cocaína base, adicionada de un compuesto inorgánico aún no determinado.

Los elementos de la Policía Federal y personal del Sistema de Administración Tributaria (SAT) trasladaron los costales a las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), que continuará con la indagatoria y determinará el tipo y peso exacto de la sustancia asegurada.