MILENIO DIGITAL
14 de septiembre de 2017 / 08:17 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Después de tres horas de haber tocado tierra en Guerrero, Max pasó de huracán categoría 1 a tormenta tropical.

El ciclón perdió fuerza en las cercanías del poblado de San Luis Acatlán y se ubica a 130 kilómetros al este de Acapulco, informó la Comisión Nacional del Agua.

Max se desplaza hacia el este a 13 kilómetros por hora y presenta vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora y rachas de 140 kilómetros por hora.

Las bandas nubosas de la tormenta ocasionan lluvias intensas a torrenciales, vientos fuertes y oleaje elevado en Guerrero, Oaxaca y Michoacán. Se mantiene la zona de vigilancia desde Acapulco, Guerrero, hasta la Laguna de Chacahua, Oaxaca.

La Conagua detalló que para Guerrero habrá tormentas intensas a torrenciales, de 150 a 250 mm, y rachas superiores a 120 km/h, además de oleaje de 3 a 5 metros de altura en las costas.

En el caso de Oaxaca, se esperan tormentas muy fuertes con puntuales intensas, de 75 a 150 mm, y rachas superiores a 100 km/h, así como oleaje de 2 a 4 metros de altura en la costa occidente; en Michoacán se prevén tormentas fuertes con puntuales muy fuertes, de 50 a 75 mm y rachas superiores a 60 km/h y oleaje de 1 a 3 metros de altura en la zona de costas.

Max había ingresado a Guerrero por las costas del poblado de Pico del Monte, al sur de la laguna de Chautengo, con vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora.

De acuerdo con el pronóstico de su trayectoria, la ahora tormenta tropical seguirá en Guerrero y el viernes por la madrugada ingresará a Oaxaca.


dezr