4 de noviembre de 2014 / 02:02 p.m.

Reynosa.- Una familia de Reynosa denunció el presunto robo de un cadáver, de una de las tumbas del panteón municipal Sagrado Corazón.

Luego de acudir al camposanto, con motivo de la celebración del Día de Muertos, la señora Sanjuana Rita y el señor Sergio Favela Morales, se percataron que en el predio donde fue enterrado el difunto, se encontraba un boquete y la falta del ataúd. Se trataba de un menor quien fue sepultado en el año 2002, tras fallecer al momento de nacer.

Los hechos sorprendieron a los familiares, toda vez que desde el entierro se cumplió con los requisitos y el pago por los servicios correspondientes.

Argumentaron que año con año visitan y recuerdan a su familiar, limpian la tumba, pintan la cruz y dejan sus arreglos florales, sin embargo durante la ocasión fue diferente, pues el panorama no fue el mismo de siempre.

Solicitaron a los responsables mayor vigilancia pero sobre todo respeto por los difuntos.

A pesar de que se abrió un boquete alterno en la tumba señalada, y que encargados del panteón aseguraron encontrar un ataúd, los demandantes pidieron su sustracción y que elementos de periciales dieran fe, para con ello descartar todas y cada una de las dudas generadas.

FOTO Y TEXTO: MILENIO DIGITAL