13 de febrero de 2014 / 09:39 p.m.

México.- La diócesis de Piedras Negras deploró la decisión emitida por el Congreso del Estado de Coahuila, de derogar la prohibición de la adopción de niños por personas del mismo sexo unidas por el pacto civil de solidaridad o sin este pacto.

El obispo de Piedras Negras, Alonso Gerardo Garza Treviño, expresó que "la Iglesia, como madre acepta a todos sus hijos, independientemente de su preferencia sexual o cualquier otra forma de vida y nuestra posición de ninguna manera es contra los homosexuales".

De acuerdo con un comunicado de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), el jerarca católico consideró que dicha ley "va en contra de la ley natural de tener papá y mamá; hombre y mujer respectivamente".

Además, abundó, "va en contra del derecho esencial a crecer en una familia integralmente equilibrada, o que al menos garantice lo más indispensable para su desarrollo armónico. Y es que los legisladores, al buscar promover un derecho, se perdió otro: el de tener padre y madre. Es cierto que hay quienes no tienen padres, pero es por las circunstancias, no por la ley".

Por lo que esta ley, advirtió, coloca en inminente situación de desventaja el desarrollo integral del niño al no tener elementos de heterosexualidad con una sola visión de pareja.

En el documento, la CEM señala que esa medida no vela por los derechos primarios de los niños, ni tutela los valores fundamentales del matrimonio y de la familia.

Por ello, la Iglesia instó a los pastores y fieles de la Iglesia, a las instituciones en pro de la familia, y a la sociedad entera a organizarse e involucrarse de una manera más participativa, para tomar conciencia en la estructuración y promoción de programas en pro de la defensa y exaltación de los valores de la institución familiar.

Notimex