MULTIMEDIOS DIGITAL
7 de junio de 2016 / 11:46 a.m.

México.- Asociaciones defensoras de la familia catalogaron como un "voto de castigo", el revés electoral que sufrió el PRI, en las elecciones del pasado 5 de junio, esto luego de que el presidente anunciara medidas para realizar el matrimonio gay y la adopción entre parejas del mismo sexo.

Según el conteo preliminar, el Partido Revolucionario Institucional habría perdido las elecciones en siete estado; la prensa lo ha calificado como "duró revés" y "domingo negro".

En la derrota del PRI, indicó el presidente del Consejo Mexicano de la Familia (ConFamilia), Juan Dabdoub Giacomán, se observa claramente la influencia del “voto de castigo” al que convocaron los defensores del matrimonio y la familia.

Tras promover la citada propuesta, así como modificaciones en el Código Civil Federal para permitir la adopción homosexual, más de mil organizaciones se unieron en el Frente Nacional por la Familia (FNF).

“Ayer fue un día histórico en México”, destacó Dabdoub Giacomán el 6 de junio, y subrayó que el voto de castigo convocado por el FNF fue “un mecanismo de oposición a la decisión del presidente Peña Nieto a regularizar los mal llamados ‘matrimonios’ homosexuales, y la adopción”.

El presidente de la asociación declaró que durante la semana se reunirán para planear las acciones que implementarán en las elecciones del 2018.

“No queremos que repita (en la presidencia) un partido como el Partido Revolucionario Institucional, que se ha declarado abiertamente, en voz de su presidente, como un partido anti-familia”, señaló.