reuters
27 de julio de 2016 / 11:04 a.m.

GUANAJUATO. - Petróleos Mexicanos (Pemex) desalojó a unas 500 personas de una zona en donde se registró una fuga de gas debido a una toma clandestina en un gasoducto en Guanajuato.

La petrolera, que sufre constantemente el robo de combustibles e incluso de crudo, dijo que no se registraron lesionados ni intoxicados por el incidente en el ducto Valtierrilla-Abasolo, en Salamanca, Guanajuato.

"Se cerraron las válvulas del tramo y se trabaja para disipar la nube de gas", dijo Pemex en su cuenta de Twitter.

La empresa no dijo cuándo sería reabierto el paso del gas en el ducto.