19 de octubre de 2014 / 11:34 p.m.

Guerrero.- Los efectivos de la policía municipal de Arcelia, Buenavista de Cuéllar y Taxco, pueblos vecinos a Iguala, en Guerrero, fueron desarmados hoy en el marco de la investigación sobre los 43 estudiantes desaparecidos hace tres semanas, informaron medios locales. Según la prensa de la zona, el operativo se realizó esta madrugada y a los agentes se les retiraron también los equipos de radiocomunicación para que sean analizados por la división de Inteligencia de la Policía Federal. Se espera que en las próximas horas el gobierno federal asuma el control de estos municipios, como ya lo hiciera con Cocula e Iguala, para investigar si también están bajo el dominio del cártel de los Guerreros Unidos. Según las investigaciones que está realizando la Policía federal, los policías de estos dos municipios pueden ser los principales responsables de la desaparición de 43 estudiantes en Iguala el pasado 26 de septiembre, en una noche en la que también murieron seis personas y resultaron heridas otras 25. FOTO: Especial

MILENIO DIGITAL