6 de mayo de 2014 / 09:07 p.m.

México.- Los especialistas técnicos de Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) señalaron que los trenes de la Línea 12 del Sistema del Transporte Colectivo de la Ciudad de México (STC) no son los causantes del desgaste ondulatorio y que en experiencias internacionales las causas se originan en la infraestructura.

El jefe de Tecnologías Ferroviarias de CAF, Aitor Gastañares, informó que el desgaste no es un factor de incompatibilidad, sino un fenómeno multifactorial muy extendido en muchas explotaciones ferroviarias.

"En ningún caso conocido por la empresa se ha resuelto con el cambio de bogies sino con otras medidas en infraestructura o en operación", dijo durante la reunión de trabajo denominada Mesa de Expertos en la Comisión Investigadora de la Línea 12.

Señaló que los bogies con separación entre ejes de 2.50 metros, representan una solución técnica ofreciendo la mayor seguridad, a través de lograrse estabilidad del coche, y mejores prestaciones de frenado al haberse incorporado discos de freno de mayores dimensiones.

"Ha quedado probado en la documentación aportada que los esfuerzos entre rueda y carril están por debajo de 60 por ciento de los que las normas internacionales consideran aceptables. Lo anterior representa más seguridad y confort para los usuarios", comentó.

Reiteró que los trenes son compatibles con el trazado y la operación de la Línea 12, bajo las condiciones de diseño que se proporcionaron, como lo demuestran los estudios que se han realizado por Centro de Estudios e Investigación Técnica de la Universidad de Navarra.

Los cuales, avalan el perfil de rueda utilizado en estos trenes y demuestran que los esfuerzos que el tren transmite a la vía son menores a los admisibles por las normas internacionales; así como los resultados obtenidos por las pruebas de comportamiento dinámico que se realizaron en las vías de la Línea entre las Estaciones de Tláhuac y Mixcoac.

El especialista explicó que el desgaste ondulatorio es un fenómeno común en líneas de rodadura férrea y que se presenta con mayor intensidad en los primeros meses de operación, periodo durante el cual deben analizarse y decidir las medidas de mitigación que para cada caso deban de tomarse para controlarlo.

Dijo que el desgaste de las ruedas habría sido normal durante el primer año de operación, "especialmente bajo en comparación con otros sistemas similares, hasta el momento que se tomó la decisión de bajar la velocidad en parte del trazado, lo cual provocó un desgaste notablemente mayor".

Notimex