NOTIMEX
11 de mayo de 2016 / 07:32 p.m.

Hermosillo.- Organismos fósiles con más de 500 millones de años de antigüedad fueron encontrados en la región serrana de Arivechi, Sonora, por investigadores de la Universidad de Sonora (Unison) junto con expertos de México, Argentina y Francia.

Matilde Silvia Beresi,
investigadora del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianigla) de Mendoza, Argentina, señaló que se trata de fragmentos de esponjas muy antiguas denominadas protoesponjas que vivieron en los mares de Sonora durante el periodo Cámbrico.

Explicó que el hallazgo corresponde a la tercera colección de este tipo de esponjas encontradas en el mundo, después de dos muestras localizadas en Estados Unidos, en lo que antiguamente se llamaba el Continente de Laurentia y un fragmento más que se detectó en China.

Ahora esta entidad tiene el tercer hallazgo de este tipo de esponjas que son muy antiguas y simples, que hablan del inicio de la edad del florecimiento de colonias de estas esponjas, comentó según un comunicado emitido por la Unison.

Destacó que este descubrimiento abre la posibilidad de estudiar esta especie, que vivió hace 500 millones de años y aportará información sobre sus características y el ambiente en el que vivieron.

La investigadora comentó que será importante este punto como localidad fosilífera para el estudio cámbrico a nivel global, haciendo las comparaciones entre las esponjas halladas en Utah, Estados Unidos, y en China, así como con el cámbrico de Laurentia y otros del mundo.

El proyecto denominado “La Revolución Cámbrica y la gran radiación del ordovícico en el norte de México y Oaxaca” es liderado en la Unison por el docente Juan Palafox Reyes y tiene el respaldo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Asimismo, la investigadora que participa en dicho proyecto cuenta con el apoyo del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) de Mendoza, Argentina.

Refirió que estas esponjas son metazoos, animales muy primitivos, que corresponden al filum poríferas y no estaban organizadas en órganos, pero tenían capas de células con poros externos, por donde les pasaban las corrientes de agua con microorganismos que les servían de alimentos.

“Eran muy simples, en forma de vaso, de globos, redondas, y algunas tenían una estructura mineral para apoyarse en el fondo oceánico y generalmente vivían en colonias y en grupos”, precisó.

Destacó que no es fácil encontrarlos y por estudios realizados se sabe que en esa área hay rocas de la edad Cámbrica, pero se desconoce si hay restos fósiles hasta que se encuentran.

Añadió que lo hallado les da pauta para seguir buscando y continuar con el trabajo de investigación