25 de noviembre de 2014 / 02:57 p.m.

 México.- La Procuraduría General de la República desmanteló dos establecimientos pertenecientes a una banda trasnacional de crimen organizado, integrada por israelíes y mexicanos, quienes utilizaban negocios fachada para lavar dinero y explotar sexualmente a mujeres extranjeras.

El director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, Tomás Zerón, dijo que estos negocios se localizaban en las Lomas de Chapultepec, perímetro de Miguel Hidalgo, en el Distrito Federal, y en la colonia La Herradura, municipio de Huixquilucan, Estado de México.

Informó que en coordinación con la Policía Federal, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y la Secretaría de Hacienda, lograron asegurar los establecimientos de esta banda, de la cual no dio más detalles; sin embargo, funcionarios federales señalaron que esta organización la conforman israelíes y mexicanos.

Zerón comentó que en el primer giro, cuya fachada era la de un club privado en las Lomas de Chapultepec, era usado para realizar eventos privados con apuestas ilegales, distribución de drogas y trata de personas.

Puntualizó que se pudo identificar que esta red delictiva ingresaba mujeres a México, procedentes de Hungría, República Checa e Israel, entre otros países, con fines de explotación sexual.

En el negocio de las Lomas fueron encontradas varias extranjeras con calidad migratoria irregular y que eran explotadas sexualmente por esta organización; las mujeres fueron repatriadas a sus países de origen a través del Instituto Nacional de Migración.

El titular de la agencia mencionó que el segundo establecimiento, en la colonia La Herradura, era utilizado como centro cambiario, donde se lavaba dinero a través de la compra y venta de divisas.

Detalló que en el operativo conjunto participaron peritos de la Agencia de Investigación Criminal, quienes realizaron las diligencias de identificación y aseguraron un millón 503 mil 343 pesos, un paquete de mariguana, equipos de cómputo y aparatos de radiocomunicación.

Zerón dijo que las personas que se encontraban en el lugar fueron presentadas ante el agente del Ministerio Público, quien determinará su situación jurídica.

FOTO: MilenioMILENIO DIGITAL/RUBÉN MOSSO