MILENIO DIGITAL
15 de septiembre de 2015 / 10:49 a.m.

Toluca.- La Secretaría de Salud que encabeza la doctora Mercedes Juan, a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), y el gobierno del Estado de México destruyeron 10 toneladas de productos milagro y medicamentos ilegales, que han sido decomisados en los últimos dos meses en la entidad.

En la ceremonia encabezada por el titular de la COFEPRIS, Mikel Arriola Peñalosa, y el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, el Comisionado Arriola dijo que con la destrucción de productos milagro y medicamentos ilegales detectados y asegurados por la autoridad sanitaria local en tianguis, mercados y puestos ambulantes de diversos municipios del Estado de México, se evita que los consumidores accedan a este tipo de productos que no cumplen con la regulación sanitaria.

Detalló que en la actual administración federal se han asegurado cerca de 240 toneladas de medicamentos irregulares, lo que representa un incremento del 676 por ciento, con respecto a 2012. Además, en los últimos tres años se han impuesto multas a los infractores por un monto de casi 70 millones de pesos.

Informó que con la reforma al Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Publicidad, fue posible retirar alrededor de tres mil 500 spots mensuales de 60 productos milagro, con publicidad supuestamente curativa, carentes de registros sanitarios que avalaran su seguridad y eficacia.

En este sentido, el gobernador mexiquense, hizo un llamado a la población a evitar la compra de este tipo de productos, ya que dañan la economía y la salud, y ofreció el teléfono sin costo: 01800 24 99 000, para denunciar de manera anónima a quienes los comercialicen.

Invitó a la población a evitar la compra de esos productos, que a veces se venden en los tianguis, en los mercados, en la vía pública, en el comercio informal, en los mercados.

"Por eso seguiremos con esta política de tolerancia cero que ha impulsado el gobierno federal a la cual el Gobierno del Estado de México, se ha sumado con gran decisión y con mucha seriedad, con mucha energía, con la ley en la mano sí, pero con mucha energía", señaló.

Detalló que el combate a la venta de productos milagro y medicinas caducas es importante para la salud pública, ya que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, estos productos provocan la muerte de 700 mil personas en todo el mundo.

Asimismo, estudios de la Universidad Nacional Autónoma de México (UAEM) indican que las ganancias que se obtienen por sus ventas en el mercado negro superan los 50 mil millones de dólares a nivel mundial.