MILENIO DIGITAL
25 de febrero de 2017 / 09:34 p.m.

OAXACA.- La Secretaria de la Controlaría de Transparencia Gubernamental del Oaxaca informó que ha detectado observaciones financieras por 12 mil millones de pesos en la ejecución de recursos públicos no aplicados o desviados para otros fines durante el último año de la administración del ex gobernador Gabino Cué.

El contralor Jesús Días Navarro dijo que en al menos 36 dependencias estatales se registraron presuntos quebrantos financieros, entre ellas la secretarías de Salud, de Obras, de Turismo, el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), el CECYTEO, además de la oficina de prensa, donde se han detectado subcontrataciones millonarias fuera de norma para promocionar la imagen del ex gobernador.

En el caso de Salud, hay denuncias por cobros indebidos de nómina, adquisiciones irregulares y saqueos. Mientras que en otras instancias se ha llegado a descubrir desde la autorización del pago a empresas fantasmas y robo hormiga en el presupuesto.

Aseguró que en cada uno de los casos identificados se están agotando los procedimiento de revisión contable y una vez que se haya desahogado se solicitará la comparecencia de los implicados, a fin de que aclaren las dudas y en caso de que no cumplan, se notificará a la Fiscalía General de Justicia de Oaxaca (FGJ) para que se finquen las responsabilidades penales.

"Son 12 mil millones de pesos en observaciones totales que hemos detectados de las cuentas revisadas al ex gobernador en coordinación con la Auditoría Superior de la Federación".

Detalló que por manejo de fondos públicos estatales hay seis mil millones de pesos y casi una cifra similar está en fase de solventación en la ASF".

Manifestó que en algunos casos donde se ha desahogado el proceso de solventación, las partes acusadas ya han presentado la documentación, pero ésta aún es incompleta y es cuestión de tiempo para que se inicie la fase de responsabilidad administrativas, penales o resarcitorias.

Díaz Navarro adelantó que el área jurídica de la Contraloría podría integrar hasta 300 procesos penales contra los ex servidores públicos que dañaron la Hacienda Pública estatal, entre ellos ex secretarios, ex subsecretarios, ex directores, ex coordinadores y hasta tesoreros.
No descartó que la investigación pueda abarcar hasta los familiares de los implicados, ya que se ha detectado que hubo triangulaciones financieras y blanqueos con terceras personas, y prestanombres.

Precisó que en la búsqueda de recuperar el dinero sustraído, se podría recurrir al embargo de bienes y hasta el congelamiento de cuentas bancarias.

Aseguró que no se trata de una cacería de brujas, más bien es un tema de apego a la ley, pues, incluso, se darán las oportunidades y plazos a los involucrados, los cuales en su mayoría son los entes administrativos de dependencias y sus jefes para atender y mostrar las pruebas a su favor", explicó.

Mencionó que no habrá impunidad por estos hechos y se castigará a los responsables.

Por ello, solicitó que los funcionarios que consideren estar metidos en estos temas, presenten las pruebas correspondientes.