MILENIO DIGITAL | LETICIA FERNÁNDEZ
16 de septiembre de 2015 / 09:37 a.m.

México.- Después de 47 días en los que ya fueron detenidos los tres hombres que ingresaron al departamento de la Narvarte, la Procuraduría General de Justicia del DF no tiene claro quién disparó contra las cinco víctimas.

Dos de los presuntos homicidas ya pidieron la reconstrucción de hechos, Daniel Pacheco Gutiérrez y Abraham Torres Tranquilino contemplan esta prueba para determinar el grado de culpabilidad de cada uno.

A través de sus defensores propusieron este elemento probatorio dentro del cúmulo de testimonios, periciales y documentales que se desarrollarán dentro del juicio penal que les siguen por los delitos de homicidio, feminicidio y robo.

Las declaraciones entre estas dos personas y Omar Martínez Zendejas son contradictorias y cada uno inculpa a sus cómplices; de hecho, solo Daniel Pacheco admitió haber ingresado el pasado 31 de julio al departamento que habitaban las víctimas.

El ex recluso detalló que al llegar a la vivienda junto con sus cómplices mantuvo relaciones íntimas con una de las víctimas y posteriormente hizo lo mismo Abraham. En su declaración, Daniel aseguró que fue el primero en salir y no se percató de ningún crimen.

En tanto que los otros dos detenidos advirtieron, por separado, que nunca entraron al departamento, que permanecieron en el pasillo y desde ahí vieron llegar a la empleada doméstica.

"Los tres bajamos (del vehículo) y subimos al primer piso, le volví a llamar (a la colombiana), nos dijo que tomáramos el elevador y que subiéramos hasta el cuarto piso. Yo me quedé sentado en las escaleras y vi cuando llegó la señora gordita, supongo que la de la limpieza y ya después salió Pacheco y ya traía la maleta", declaró Abraham.

Ninguno de los tres detenidos acepta ser el autor material de la muerte de Rubén Espinosa Becerril, Nadia Dominique Vera, Mile Virginia Martín, Yesenia Quiroz y Alejandra Negrete.

Daniel Pacheco y el empleado de una tienda de ropa, Omar Martínez, acusaron que la pistola era propiedad del ex elemento de la Policía capitalina, Abraham Torres Tranquilino.

De ahí que ajustándose a su derecho de defensa quieren que la juez 25 penal del Reclusorio Oriente, Hermelinda Silva Meléndez, autorice la reconstrucción de hechos.

Hasta el momento, la Procuraduría General de Justicia del DF insiste que la principal línea de investigación es el robo de algunas pertenencias, aunque el ex policía aclaró que el interés era apropiarse de un cargamento de droga que resguardaba una de las víctimas de origen colombiano.

Lo que es cierto es que los tres homicidas se conocieron hace apenas unos meses en la zona comercial de Coapa: Abraham encontró empleo como técnico de celulares tras salir del reclusorio, Daniel Pacheco era pulidor de carros y llegó con el ex policía para que le reparara su teléfono, mientras que Omar vivía y trabajaba a unas cuantas cuadras del bazar de Pericoapa donde sus cómplices convivían fumando mariguana en el estacionamiento.

La procuraduría capitalina anunció que ninguna línea de investigación se ha cerrado, incluida la labor que realizaban en los medios de comunicación y el activismo de dos de las víctimas y por las que habrían recibido amenazas del gobernador de Veracruz, Javier Duarte.

Será este sábado cuando el juez séptimo penal dicte el auto de formal prisión en contra de Omar Martínez Zendejas, quien ahora permanece preso en el Reclusorio Norte.